UNIVERSIDAD CATÓLICA SAN ANTONIO DE MURCIA

– El palista de la UCAM logra su cuarta medalla olímpica

– El K4 1.000 de España, con el piragüista de la UCAM , acabó en la quinta posición

Medalla de bronce y diploma para el piragüismo español en la última jornada para este deporte en los Juegos Olímpicos de Río 16. El piragüista de la UCAM logró el bronce en K1 200 y el K4 español, con el palista de la Universidad Católica de Murcia Javier Hernanz, acabó en la quinta posición, consiguiendo por tanto el diploma olímpico.

En la prueba de K1 200 metros el británico Liam Heath fue el claro ganador seguido por el francés Maxime Beaumont. La intriga estaba en la medalla de bronce ya que Saúl Craviotto, que remontó posiciones a partir de la mitad de la prueba dio alcance al alemán Ronald Rahue. El cronometraje oficial, medido hasta la milésima, daba la tercera posición a ambos por lo que compartieron el tercer lugar del cajón y ganaron la medalla de bronce. Es la segunda presea para Craviotto en Río 16, después del oro conquistado en K2 200 junto a Cristian Toro. Se suma así a su oro de Pekín 08 y a la plata de Londres 12 para un total de cuatro medallas que le sitúan como uno de los españoles con mejor palmarés olímpico de todos los tiempos.

En la prueba de K4 1.000 metros, España fue remontando posiciones desde el ecuador de la prueba aunque al final les faltaron metros para alcanzar la medalla de bronce. El palista de la UCAM, Javier Hernanz, era uno de los cuatro integrantes de la embarcación española.