UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

El trabajo, realizado durante su estancia post-doctoral en la Universidad de Lieja, desmontaba la idea de que la ferroelectricidad se mantiene incluso en sistemas nanométricos.

En los últimos 10 años, solo 13 de artículos de física publicados por investigadores de universidades españolas han logrado más de 1.000 citas.

La ferroelectricidad permite almacenar la información de manera no volátil, es decir, aunque no haya influencia de un campo eléctrico, el bit de memoria no se pierde, propiedad muy importante para el desarrollo de sistemas informáticos. “Hasta nuestra investigación, en 2002-2003, se pensaba que esa propiedad se mantenía incluso en sistemas nanométricos. Nosotros demostramos, de manera teórica, que no es así, que la ferroelectricidad se pierde en tamaños nanométricos (milmillonésima parte de un metro)”, explica Javier Junquera, profesor de la Universidad de Cantabria y coautor del trabajo, junto con Philippe Ghosez, de la Universidad de Lieja.

Por eso, el artículo publicado en Nature en 2003 titulado “Critical thickness for ferroelectricity in perovskite ultrathin films” se convirtió en una referencia para multitud de grupos de investigación experimentales que demostraron que, efectivamente, la propiedad, tan útil para el desarrollo de nuevas tecnologías, se perdía cuando el tamaño del sistema era nanométrico. El trabajo de Junquera abrió, además, un nuevo campo de investigación dirigido, precisamente, a aliviar la desaparición de esa propiedad en tamaños nanométricos para el desarrollo de dispositivos.

El artículo ha superado, según Google Scholar, las 1.000 citas, es decir, trabajos científicos de todo el mundo han citado en ese número de veces el texto publicado en Nature. Se trata del segundo artículo del profesor de la UC que supera el millar de citas, puesto que el dedicado a “The SIESTA method for ab initio order-N materials simulation”, cuenta, según la misma referencia, con más de 7.000 citas.

Las líneas de investigación desarrolladas por Javier Junquera, responsable del grupo de investigación de Física Teórica de la Materia Condensada de la Universidad de Cantabria, dependiente del Departamento de Ciencias de la Tierra y Física de la Materia Condensada (CITIMAC) persiguen, precisamente, estudiar, de manera teórica, cómo se comportan los materiales. “Trabajamos de modo predictivo”, explica Junquera, “desarrollando modelos que luego son probados por grupos de investigación experimental en el laboratorio”, tal y como ocurrió con el reciente descubrimiento de un efecto magneto-óptico gigante, en colaboración con el Institut de Ciència de Materials de Barcelona (enlace).

La importancia de las citas

Uno de los indicadores más utilizados para medir la repercusión de un artículo en la comunidad científica es el número de veces que ha sido citado en otras publicaciones científicas, según nos explica Ramón Gandarillas, de la División de Ciencias de la Biblioteca Universitaria.

“El número de citas varía muchísimo en función de la disciplina científica. No se puede comparar la física con las matemáticas o el derecho. Indudablemente, el artículo de Javier Junquera es un artículo muy citado si lo comparamos con otros del área científica o con artículos publicados en la propia revista Nature. Como referencia, en los últimos 10 años, según la base de datos Incites Essential Science Indicators (Web of Science), solo 13 de artículos de física publicados por investigadores de universidades españolas tuvieron más de 1.000 citas”, según indica Gandarillas.