UNIVERSIDAD PÚBLICA DE NAVARRA

La bióloga Idoia Glaria defiende en la UPNA su tesis doctoral, centrada en un tipo de virus de pequeños rumiantes con un periodo de incubación largo

La bióloga Idoia Glaria Ezquer (Elgoibar, Guipúzcoa, 1976) ha desarrollado una herramienta diagnóstica específica para detectar en ovejas y cabras la encefalitis causada por lentivirus de pequeños rumiantes, cuyo interés epidemiológico reside en que permite controlar la diseminación de estirpes altamente patógenas, que afectan a los rebaños, con las consiguientes pérdidas económicas, y para las que aún no hay tratamiento ni vacuna. Esta investigación forma parte de su tesis doctoral, defendida en la Universidad Pública de Navarra (UPNA), centrada en los lentivirus, un virus cuyo periodo de incubación es muy largo y afecta a vacas, gatos, caballos, ovejas, cabras y primates, incluido el hombre, con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

La investigación de Idoia Glaria se ha centrado en los lentivirus de los pequeños rumiantes, que incluyen al virus Visna Maedi y al de la artritis encefalitis caprina. “Infectan ovejas y cabras distribuidas por todo el mundo y causan un cuadro multisistémico que afecta articulaciones, pulmones, glándula mamaria y sistema nervioso central —explica la nueva doctora—. Las pérdidas derivadas de la infección van desde el aumento en la tasa de reposición, a un descenso en las producciones animales o en el valor comercial del rebaño. Aunque en nuestro país la enfermedad causada por los lentivirus de pequeños rumiantes no causa síntomas alarmantes en pulmones y mama, se han descrito brotes epidemiológicos causantes de artritis y encefalitis en ovinos, que alcanzan a un gran número de animales y producen pérdidas directas”.

AUSENCIA DE TRATAMIENTOS Y VACUNAS

En ausencia de tratamientos o vacunas totalmente protectoras, “las medidas de control de la infección se basan en detectar tempranamente los animales infectados para su posterior eliminación del rebaño”. “Los ejemplares infectados desarrollan una respuesta de anticuerpos que, si bien no es capaz de eliminar el virus, es indicadora de la infección”, aclara Glaria, cuya tesis doctoral ha sido dirigida por Damián de Andrés Cara y Ramsés Reina Arias, investigadores del Instituto de Agrobiotecnología (IdAB), centro mixto de la UPNA, el Gobierno de Navarra y el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas).

Así, mediante el estudio de la presencia de anticuerpos en sangre (detección serológica), se puede diagnosticar la infección indirectamente. Sin embargo, “los métodos disponibles en el comercio están diseñados teniendo en cuenta un único genotipo viral, cuando los existentes son cinco, lo que, sumado a la alta variabilidad genética de los lentivirus, hace que las medidas disponibles fallen a la hora de controlar todos los virus circulantes en los rebaños”.

La caracterización genética y biológica de las estirpes implicadas en los brotes epidemiológicos de artritis y encefalitis de ovejas y cabras “puede aportar ideas en el conocimiento de la relación entre los virus y su capacidad para infectar un tejido determinado”.

Por ello, Idoia Glaria estudió un brote epidemiológico de artritis en ovinos, uno de los primeros casos en España detectados principalmente en Aragón, y obtuvo la primera descripción de secuencias de esta enfermedad.

Asimismo, aisló y caracterizó genéticamente una estirpe implicada en un brote de encefalitis, localizado en Castilla y León y caracterizado por la presencia de síntomas neurológicos en animales jóvenes. “Los animales presentaban lesiones en la médula espinal, hecho diferencial del brote, y se pudo aislar una estirpe representativa”, afirma Glaria, cuya tesis ha obtenido la calificación de sobresaliente “cum laude”.

UNA NUEVA TÉCNICA DE LABORATORIO

Como consecuencia de este estudio, la nueva doctora diseñó un péptido sintético (un tipo de molécula) con el que desarrolló una técnica de laboratorio (denominada ELISA, las siglas en inglés de ensayo por inmunoabsorción ligado a enzimas), capaz de detectar los animales afectados por el brote de encefalitis. “Es una herramienta diagnóstica específica de interés epidemiológico para controlar la diseminación de estas estirpes altamente patógenas”, aclara.

En busca de un modo alternativo para controlar las infecciones por lentivirus, Idoia Glaria investigó el comportamiento de estos ante una proteína que juega un importante papel en la inmunidad innata: APOBEC3. “Los ovinos contienen cuatro proteínas APOBEC3, con características antivirales aún desconocidas —indica—. Empleando monocitos, un tipo de glóbulos blancos, la investigación permitió comprobar que un descenso acusado en una de esas proteínas, la A3Z1, coincidía con un aumento significativo de la replicación viral. La presencia de esta proteína reduce la capacidad de las células para albergar la replicación viral, por lo que su estudio podría permitir el desarrollo de nuevas herramientas que controlen la infección”.

A su juicio, “todo ello supone un avance en el conocimiento de los determinantes tanto del virus como del hospedador, que podrían tener relevancia en los lentivirus de pequeños rumiantes, un conocimiento extrapolable a la infección por otros lentivirus, como el VIH”, concluye.

BREVE CURRÍCULUM

Idoia Glaria Ezquer se licenció en Biología en la Universidad de Navarra y cursó el Máster de Biotecnología en la Universidad Pública de Navarra. Es técnico superior especializado del CSIC y trabaja en el Servicio de Apoyo a la Investigación del IdAB.

En 2001, empezó a trabajar con el grupo de Sanidad Animal del IdAB, dirigido por los doctores Beatriz Amorena Zabalza y el ya citado Damián de Andrés, en el desarrollo de nuevas estrategias de control de las infecciones lentivirales mediante vacunación y diagnóstico precoz. Desde entonces, ha disfrutado de distintos contratos asociados a proyectos.

Durante la tesis doctoral, realizó una estancia de investigación en el Instituto Jean Roget de la Facultad de Medicina de la Universidad Joseph Fourier de Grenoble (Francia) bajo la supervisión del Dr. Yahia Chebloune. Es autora de 24 artículos en revistas internacionales y ha participado en 23 congresos internacionales y 26 nacionales.