UNIVERSIDAD CATÓLICA SAN ANTONIO DE MURCIA

I JORNADA DE DIVULGACIÓN CIENTÍFICA EN E-SPORTS

Sergi Mesonero, cofundador de la Liga de Videojuegos Profesional y director de la Cátedra de e-Sports de la UCAM, destaca la evolución de los deportes electrónicos en el mundo y su potencial para España donde “está todo por hacer”

La ‘I Jornada de Divulgación Científica en e-Sports’ de la Universidad Católica de Murcia (UCAM) ha servido de punto de partida para el curso 2016-17 en la cátedra de deportes electrónicos. Expertos del ámbito profesional de los e-Sports y del mundo universitario han debatido sobre la evolución de esta disciplina y los desafíos a los que se enfrenta en los próximos años.

Sergi Mesonero, cofundador de la Liga Profesional de e-Sports y director de la Cátedra de e-Sports de la UCAM, destacó en su ponencia la importancia que están adquiriendo los deportes electrónicos en el mundo aunque resaltó, como curiosidad, que en España “está todo por hacer. No existen todavía epígrafes oficiales sobre este asunto y hay un vacío legal”. Y todo ello, a pesar del impresionante crecimiento que este ámbito está experimentando cada año: “En España hay más de un millón de personas que se conectan cada mes para jugar o seguir los e-Sports. Hay meses que son más de un millón y medio. Y en el mundo estamos hablando de entre cien y doscientos millones de personas que siguen de forma habitual los e-Sports”. En su difusión mundial, destaca su presencia sobre todo en Estados Unidos, Corea del Sur y Japón.

Con estos datos, parece difícil que el mundo universitario viva de espaldas a esta realidad y por ello, el decano de la Facultad de Deporte, Antonio Sánchez Pato, piensa que es fundamental que la UCAM “impulse jornadas como esta ya que detrás de los e-Sports hay un terreno para la investigación y el aprendizaje muy importante”.

También participó en la jornada, Mariona Rosell, del Grupo de Investigación en Filosofía del Derecho de la Universidad Pompeu Fabra, con su ponencia ‘Retos jurídicos planteados por los e-Sports’: “Estratégicamente sería muy bueno que se pudiera definir bien la práctica del ‘sport gaming’ para identificar su estabilidad en el tiempo y sus rasgos definitorios como deporte para permitir que el Consejo Superior de Deportes lo reconozca como práctica deportiva”.