UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– El historiador Jordi Tejel habla en la Universidad de Navarra sobre el pueblo kurdo

“Una narración de la Historia compleja y con matices no debe excusar la violación de los Derechos Humanos, sino ayudar a resolver los conflictos”. Son declaraciones de Jordi Tejel, del Institut de Hautes Études Internationales et du Développement de Ginebra, quien habló sobre el pueblo kurdo en una jornada organizada por la Agrupación Universitaria por Oriente Medio (AUNOM) de la Universidad de Navarra.

Ante la desinformación europea acerca de Oriente Medio, el experto defendió la búsqueda de fuentes alternativas (blogs, publicaciones de protagonistas in situ) además de las tradicionales y difundir esos conocimientos para obtener una visión completa de la realidad.

Tejel, que ofreció “Un enfoque dinámico e interactivo de la relación entre Estados y minorías en el Oriente Medio”, explicó que deben apoyarse los procesos democráticos y los factores que los refuerzan, siendo críticos al mismo tiempo: “Que los kurdos hayan sufrido no significa que ahora puedan vengarse”.

Evitar generalizaciones ‘abusivas’

El historiador reflexionó acerca de los orígenes y la evolución de la cuestión kurda, sobre la que es especialista ante un público variado, entre los que se encontraban algunos refugiados recién llegado a Pamplona. En primer lugar, defendió “evitar generalizaciones abusivas”, como la denominación de ‘minoría’ que las demás naciones han otorgado a los kurdos. La historia de este pueblo -geográficamente repartido entre Siria, Irak, Turquía e Irán– ha cambiado mucho desde 1919 hasta nuestros días, aseguró, y contiene varios episodios paradójicos y difíciles de explicar.

Por eso, recomendó huir de un relato lineal de los acontecimientos, adoptar una perspectiva de largo plazo y atender a los niveles tanto internacional como local. También subrayó la importancia del Tratado de Sèvres en 1920, que reordenó geográficamente Anatolia: “Las potencias occidentales tienen parte de responsabilidad en que el pueblo kurdo perdiera la oportunidad de construir un estado, pero no toda”.

Por su parte, Zekine Turkeri, periodista original de Turquía y también ponente de la Jornada, agradeció a Tejel su conferencia: “Yo soy kurda y no sabría explicar así la historia de mi pueblo, en mi país no hay tantos recursos”.

A la primera jornada de AUNOM, “El Kurdistán, la cara oculta de Oriente Medio”, asistieron alumnos, profesores universitarios y ciudadanos. Como afirma su coordinador Santiago Martínez, del departamento de Historia, Arte y Geografía de la Universidad de Navarra, “resolver los problemas de esta zona del mundo no concierne solo a los estados y a los poderes públicos, también las personas corrientes debemos contribuir aquí y allí a encontrar respuestas a la violencia”. El próximo 5 de octubre la Agrupación Universitaria por Oriente Medio (AUNOM) reunirá a un grupo de expertos para hablar sobre la violencia yihadista en África.