UNIVERSIDAD DE NAVARRA

-En la segunda edición del Congreso Fronteras y Derechos Humanos han participado más de 120 personas

“Si no entendemos que el Mediterráneo es tan pequeño que no separa, sino que une, no podremos conseguir cambios”, señaló Jesús A. Núñez Villaverde, especializado en temas de seguridad, construcción de la paz y prevención de conflictos, en el II Congreso Internacional Fronteras y Derechos Humanos de la Universidad de Navarra, que en esta edición analizó la actual crisis de los refugiados.

“Esta crisis es una crisis existencial”, apuntó Jesús A. Núñez Villaverde, quien reconoció que “algunos gobiernos no están a la altura, ni apuestan por una promoción real de países como Libia o Siria”.

“Hay que encontrar nuevas respuestas a las políticas sociales y es muy importante el papel de las universidades, que tienen que estar en este diálogo y aportar nuevas fórmulas, ya que no han funcionado las desarrolladas hasta ahora”, explicó la organizadora del simposio, Caridad Velarde, profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra.

“La participación ha sido amplia (más de 120 personas inscritas), doblando la cifra de la edición anterior”, informó Caridad Velarde, quien reconoció que “han sido imprescindibles” ONGs y asociaciones humanitarias de Navarra para concretar los aspectos que podrían abordarse en el Congreso, y destacó la “buena disponibilidad” de los catorce profesionales que impartieron las conferencias, del equipo organizador del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad y de los patrocinadores.

“En los asistentes se ha percibido la preocupación por la crisis de los refugiados, una situación ante la que muchas instituciones no responden de la manera más adecuada”, admitió Caridad Velarde, quien afirmó que los objetivos del Congreso eran concienciar a los estudiantes y crear un diálogo entre profesionales que lidian a diario con esta crisis.