UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– César Alierta, Presidente de la Fundación Telefónica, visita la Facultad de Económicas de la Universidad de Navarra

El Presidente de la Fundación Telefónica, César Alierta, ha manifestado hoy en su visita a la Facultad de Económicas de la Universidad de Navarra la importancia de la Revolución Digital, un acontecimiento histórico que “va a afectar a todos los sectores” y cuya clave está en el Big Data. Alierta impartió a los alumnos de la Facultad la conferencia ‘El reto de la digitalización’.

“El Big Data facilita la innovación de una forma como nunca ha habido en la historia de la humanidad”, afirmó. Alierta explicó que mediante el análisis de ingente cantidad de información, las empresas pueden llegar a conocer las necesidades de sus clientes y a partir de ahí, sacar nuevos productos. “La innovación se va acelerar de una forma espectacular. La empresa que no tenga Big Data no va a sobrevivir, porque su competidor va a ser mucho más innovador”, vaticinó. Además, advirtió que “las empresas más competitivas serán las que apliquen en su línea de producción sistemas digitales”.

Alierta destacó que “el progreso de la humanidad se basa en dos sectores: la educación y la innovación”. Asimismo, señaló la falta de educación tecnológica que existe hoy en día, pues existen 160.000 puestos de trabajo vacantes por falta de especialistas en el sector tecnológico. “El problema de la mayor parte de las empresas es que no tienen expertos digitales”, aseguró. Sin embargo, según el ejecutivo, los estudiantes de Educación Primaria de todo el mundo ocuparán profesiones que “no existen hoy y que tienen en común los conocimientos digitales”.

Alierta explicó que, tras más de quince años presidiendo una de las mayores empresas de telecomunicaciones a nivel global, dejó el puesto por haberse quedado “obsoleto” en un mundo digital “que avanza a una velocidad espectacular”. Por otra parte, destacó que su sucesor, José María Álvarez-Pallete, era “mejor para el futuro de la compañía”.

Finalmente, Alierta manifestó que su compromiso con la acción social a través de la Fundación Telefónica le genera una gran satisfacción: “A mí me gustaba ver contentos a los clientes de Telefónica, pero me gusta más ver contentos a los niños del tercer mundo a los que sacas del agujero”.