UNIVERSIDAD CEU CARDENAL HERRERA

El Grupo de Microbiología Oral de la CEU-UCH ha realizado una investigación sobre la influencia de ambas sustancias en el equilibrio de la microflora y el sistema inmune de la cavidad oral

El estudio, realizado sobre 105 pacientes de la Clínica Odontológica Universitaria de la CEU-UCH, ha sido publicado en la revista Letters in Applied Microbiology

El alcohol y el tabaco son factores de riesgo que, unidos a otras causas, pueden facilitar o acelerar los procesos de caries e infecciones bucales al alterar la microflora oral. Así lo demuestra el estudio realizado en la Clínica Odontológica Universitaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, entre más de un centenar de pacientes, por los investigadores del Grupo en Microbiología Oral de esta misma Universidad. Alcohol y tabaco causan desequilibrios en los microorganismos orales denominados oportunistas, aquellos que no son patógenos pero que producen infección cuando las defensas de la cavidad oral están disminuidas. Unos desequilibrios que no se han observado, sin embargo, en el caso de los microorganismos no patógenos estudiados. Por ello, los autores de la investigación subrayan que el consumo de alcohol y tabaco debería sea tenido en cuenta en la prevención de infecciones orales y caries de forma personalizada, en función del estado inmune de la cavidad oral de cada paciente.

Según explican los investigadores del Grupo en Microbiología Oral de la CEU-UCH, “muchos de los microorganismos de la microflora de la cavidad oral son beneficiosos para nuestra salud, pero algunos de ellos pueden convertirse en agentes patógenos, causantes de enfermedades, debido a factores externos, como la falta de higiene bucal, aspectos genéticos o por problemas del sistema inmunitario. Conocer este tipo de factores es fundamental para la prevención de enfermedades orales, como la caries, o para evitar infecciones de la mucosa oral”.

Alcohol, tabaco y sistema inmune bucal

En el estudio, publicado en Letters in Applied Microbiology, los investigadores de la CEU-UCH se han centrado en la influencia del alcohol y el tabaco en la microflora bucal, por su carácter inmunomodulador: “Era importante estudiar los efectos de alcohol y tabaco, ya que la constante alteración del sistema inmune bucal que causan estas sustancias puede transformar a los microorganismos de nuestra boca en agentes patógenos”.

La investigación se ha realizado con 105 pacientes de la Clínica Odontológica Universitaria de la CEU-UCH, entre los que había consumidores de alcohol, de tabaco, de ambas sustancias y de ninguna de ellas en una proporción estadísticamente representativa. En estos cuatro perfiles de pacientes, y teniendo en cuenta sus niveles de consumo de alcohol y tabaco, se ha medido y comparado la presencia de cinco microorganismos en la cavidad oral: las bacterias Streptococcus mutans y lactobacillus y los hongos Candida albicans, Candida krusei y Candida tropicalis.

Prevención personalizada

Los desequilibrios estadísticamente significativos en la cavidad oral entre los consumidores de alcohol y tabaco se han observado en los niveles de la bacteria Streptococcus mutans, relacionada con el inicio y desarrollo de la caries, y en los del hongo Candida albicans, causante de infecciones en la cavidad bucal. Ambos son los dos microorganismos patógenos oportunistas seleccionados para el estudio. En el caso de las otras tres especies de la microflora oral estudiadas, que no son patógenas oportunistas -Candida krusei, Candida tropicalis y lactobacillus- no se han registrado cambios entre los consumidores de alcohol y tabaco con respecto a los sujetos que no consumen estas sustancias.

Para el equipo investigador de la CEU-UCH, estos resultados ponen de manifiesto que los programas de prevención de enfermedades orales deben ser personalizados, teniendo en consideración los hábitos sociales y nutricionales de los pacientes, incluido el consumo prolongado de alcohol y tabaco, así como la composición de su microflora oral. “Cada paciente debería ser aconsejado, en función de su estado inmune, del riesgo potencial que supone el consumo de alcohol y tabaco de modo continuado para su salud bucal”, señalan.

Líneas futuras: cafeína y azúcares

La investigación, publicada en la revista Letters in Applied Microbiology, ha sido desarrollada por los profesores del Grado en Odontología de la CEU-UCH Chirag Sheth, Raquel González, Arlinda Luzi, María del Mar Jovani y Verónica Veses, junto a los alumnos del mismo Grado, Kamilah Makda y Zaahid Dilmahomed. Este equipo investigador trabaja en la ampliación del estudio a nuevos microorganismos patógenos oportunistas, como los causantes de la enfermedad periodontal y la gingivitis, y con otros componentes de la dieta que puedan alterar el equilibrio de la microflora de la cavidad oral, como los productos que contienen cafeína o azúcares refinados. El objetivo es también determinar, al igual que con el tabaco y el alcohol, su influencia en la colonización oral y sus efectos en el desarrollo de otras patologías bucales también frecuentes.

Reseña del artículo:

Sheth CC., Makda K., Dilmahomed Z., Gonzalez R., Luzi A., Del Mar Jovani-Sancho M., Veses V. “Alcohol and Tobacco Consumption Affect the Oral Carriage of Candida albicans and mutans streptococci”. Lett Appl Microbiol. 2016 Oct;63(4):254-9.

doi: 10.1111/lam.12620.

Disponible en: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/lam.12620/full

Abstract en PubMed: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27450704