UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– El Congreso Inter- fotografía y arquitectura reúne a más de 200 especialistas internacionales para analizar la relación entre ambas disciplinas

“La fotografía engaña más que la palabra porque hay más expectativa de objetividad”, ha asegurado hoy el fotógrafo Joan Fontcuberta en el ‘Congreso Inter- fotografía y arquitectura’, donde participan más de doscientos especialistas internacionales.

El simposio, que organizan la Escuela de Arquitectura, el Museo Universidad de Navarra y el Proyecto Fotografía y Arquitectura Moderna en España, relaciona dos disciplinas: la fotografía y la arquitectura; aunque “existe un tercer componente, que es de la dimensión artística, necesario para entenderlo en toda su amplitud”, señaló el director del Congreso, Rubén Alcolea.

“La arquitectura, con sus formas y espacios, texturas y luces, se ha convertido en el campo favorito de la experimentación de tantos fotógrafos que, más que retratar la arquitectura, la explican”, aseguró el director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra, Miguel A. Alonso del Val.

Por su parte, el director del Museo, Jaime García del Barrio, recordó que “el congreso se organiza con la colaboración del Museo por su importante colección ya que alberga 14.000 fotografías y 100.000 negativos desde el siglo XIX hasta la actualidad”.

El Congreso, que reúne a profesionales de España, Reino Unido, Estados Unidos, India y Australia, entre otros países, se celebra entre los días 2 y 4 de noviembre con el fin de mostrar cómo ambas disciplinas se experimentan e influyen mutuamente. Además de las conferencias, ayer arrancó el congreso con la exposición de la artista canadiense Lynne Cohen en el Museo Universidad de Navarra, cuyas obras se expusieron también en la National Gallery de Canadá y en el Musée de l’Elysée de Lausana, Suiza, y el Palacio del Condestable acoge la muestra ‘Arquigrafías’, del fotógrafo Juan Rodríguez.

“Pasamos tanto tiempo haciendo fotografías que no miramos”

“En las redes sociales se producen millones de fotografías diariamente, tantas que necesitaríamos 39 años para ver las que se han publicado en un solo día –explicó Joan Fontcuberta-. Pasamos tanto tiempo haciendo fotografías que no miramos”. Una situación que, según indicó, ha provocado que las fotografías se conviertan en diálogo y prevalezca el acto sobre el contenido.

La inmediatez de las redes no se contrapone, sin embargo, a la reacción de fotografiar para ver las cosas: “La cámara sirve para intensificar la mirada, pues es capaz de observar realidades que sin ella podrían quedar veladas por nuestras limitaciones naturales”.

Mañana viernes, entre otras conferencias, se espera la ponencia de Hélène Binet, miembro honorario del Royal Institute of British Architects y “Architect Award” otorgado por la Royal Academy of Arts de Londres.