UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– El primer secretario de la Embajada de Rusia clausura el ciclo ‘Asia Summit’, organizado por la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra

“Solo es posible luchar contra el terrorismo internacional unidos y respetando el papel central de la ONU”, ha afirmado en la Universidad de Navarra Kirill Ignatov, primer secretario de la Embajada de Rusia en España, que ha participado en el ciclo de conferencias ‘Asia Summit’, organizado por la Facultad de Derecho.

“Ningún país puede enfrentarse solo al terrorismo de manera eficaz, porque es un problema muy serio. Rusia está trabajando en ello, pero necesitamos el apoyo de los actores internacionales más influyentes”, señaló el diplomático.

Ignatov expuso a los alumnos del Grado en Relaciones Internacionales los retos políticos, económicos y sociales que afronta Rusia; y señaló algunas prioridades en seguridad del país: asegurar el papel de potencia mundial, mantener la integridad del territorio y elevar el nivel de vida de la población, entre otros aspectos.

El primer secretario lamentó el auge de la “rusofobia” que, según indicó, propician “algunos medios de comunicación”, y se mostró expectante ante los últimos resultados electorales de Estados Unidos: “Espero que una relación positiva con Donald  Trump ayude a mejorar nuestras relaciones bilaterales. No es ningún secreto que Putin y Obama no tenían este trato positivo”.

La competencia por el Pacífico

Por su parte, Mario Esteban, analista del Real Instituto Elcano, expuso la posible repercusión del nuevo gobierno estadounidense en la zona de Asia-Pacífico: “La clave consiste en si Trump finalmente va a aplicar una política proteccionista y con qué intensidad”. Señaló que en los últimos años se ha dado una fuerte competencia entre Estados Unidos y China por ejercer su influencia en los países asiáticos del Pacífico.

Sin embargo, de acuerdo con Esteban, no se trataría de una Guerra Fría en el sentido de obstaculizar el desarrollo del otro bloque, pues ambos tienen intereses económicos compartidos. “Si estos intereses se reducen, el resultado esperable es un aumento de la tensión geoestratégica. Hay un riesgo que dependerá de la actuación que aplique la administración norteamericana”, sentenció.

Asimismo, el experto indicó que en la actualidad la llamada Guerra Fría no consiste en batallas ideológicas, sino en un “poder blando” que intenta socavar el prestigio internacional de otro país independientemente de su afinidad política. “Esto no significa que podamos descartar completamente las manifestaciones de poder tradicionales. Nos podríamos llevar una desagradable sorpresa, y hoy en día el coste de un conflicto bélico es mucho mayor”, aseguró Esteban.

El ciclo de conferencias Asia Summit ha sido organizado por la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra, en el marco del Grado en Relaciones Internacionales. Desde el 14 al 18 de noviembre, analistas y diplomáticos de diferentes países han abordado cuestiones de actualidad sobre el continente asiático, así como su relación con las potencias occidentales.