UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

Su padrino destaca el beneficio que ha supuesto para la UMA su estrecha colaboración con profesores de la Facultad de Medicina

El profesor alemán Edmund Alwin Martin Neugebauer, impulsor de la medicina basada en la evidencia, ha sido investido hoy como doctor honoris causa por la Universidad de Málaga en un acto celebrado en el Rectorado, en el que ha actuado como padrino el doctor Manuel García Sillero, que ha cogido el testigo de su padre, el recientemente fallecido Manuel García Caballero, discípulo del homenajeado y quien propuso su investidura.

Edmund A.M. Neugebauer ha recibido los elementos que le acreditan con tal honor -el título, la medalla, el birrete, los guantes, el Libro de la Ciencia y el anillo- de manos del rector, José Ángel Narváez, en un acto que ha contado con una nutrida asistencia de miembros de la Facultad de Medicina de la UMA, que mantiene una estrecha colaboración con el nuevo honoris causa.

La Universidad distingue a Neugebauer por ser “un referente obligado en la Academia”, según ha destacado el rector en su discurso, y “por sus enormes méritos docentes e investigadores” en palabras del doctor García Sillero reflejadas en su laudatio.

Edmund A.M. Neugebauer (Kleinalmerode (Alemania), 1949) inició su andadura universitaria como ingeniero químico. Se doctoró en Bioquímica en la Universidad de Marburg, donde comenzó su educación en cirugía experimental y teórica con el profesor Lorenz, figura de reconocido prestigio internacional, tras lo que inició sus estudios en Medicina. Su trayectoria lo llevó a otras universidades alemanas y a ahondar en varios campos de investigación, relacionados con el dolor agudo y crónico, la cirugía endoscópica, la lesión múltiple y los estudios de calidad de vida y satisfacción del paciente.

Paso a la historia

El rector ha resumido su trabajo en su capacidad para pasar a la historia de la ciencia por “poner su trabajo al servicio de la sociedad para mejorar la eficacia y la eficiencia de la atención clínica”. El profesor Neugebauer “ha enseñado a los médicos asistenciales a ir más allá de su experiencia y de sus habilidades clínicas y aplicar los resultados de la investigación científica a la calidad de la práctica médica”, ha añadido.

“Sólo desde el conocimiento de la realidad podemos desarrollar un razonamiento”, ha proseguido, al tiempo que ha alabado la capacidad del homenajeado para crear escuela. “Para un universitario nada hay tan honroso como que se le reconozca su capacidad para marcar un camino para los investigadores del futuro, y el profesor Neugebauer lo ha hecho”.

A continuación, el rector ha asegurado que el trabajo del nuevo honoris causa “es una demostración de fe en la medicina pública y en la Universidad pública, como motor de la investigación de calidad en la Medicina” y ha recordado la estrecha colaboración con la Facultad de Málaga y, por tanto, con la UMA, “que hoy lo recibe orgullosa”.

No ha dejado pasar la oportunidad el rector para rememorar la figura de Manuel García Caballero, quien en su día hiciera la propuesta del nombramiento como honoris causa de su mentor. “El doctor García Caballero ha sido el compañero necesario, quien ha trabajado con tesón, entrega y generosidad por hacer de la Universidad de Málaga una universidad pública de excelencia”.

Según ha relatado Narváez, García Caballero “fue un investigador nato, pionero de la cirugía laparoscópica, universitario brillante desde los valores éticos”, y, con su trabajo en común con el nuevo honoris, “ha contribuido a poner las investigaciones al servicio de la sociedad”.

El padrino, hijo del profesor Manuel García Caballero, también ha aludido a esa colaboración y ha evocado las 21 publicaciones conjuntas que Neugebauer firmó con su padre, así como 18 artículos y tres capítulos de libro. También participa en jornadas y en proyectos conjuntos.

Por su parte, el nuevo doctor honoris causa de la Universidad de Málaga –que ha iniciado su intervención ensalzando su relación profesional y personal con el fallecido García Caballero-, se ha mostrado muy agradecido por entrar a formar parte del Claustro de esta institución y ha pronunciado una conferencia, basada en un power point proyectado, que llevaba por título “Investigación en servicios de salud: el cuarto pilar de las ciencias de la vida”.