UNIVERSIDAD CEU CARDENAL HERRERA

La electroestimulación nerviosa transcutánea (TENS) permite reducir el dolor de las histeroscopias para el diagnóstico y tratamiento de patologías en el útero, sin tener que recurrir a la sedación o al uso de analgésicos por vía intravenosa

El estudio, desarrollado por profesores de Medicina, Fisioterapia y Enfermería de la CEU-UCH, forma parte de la tesis doctoral del profesor de Ginecología del Grado de Medicina en Castellón Alejandro Marin-Buck y será la portada en febrero de la revista Obstetrics & Ginecology

Este tipo de electroestimulación para eliminar el dolor de las histeroscopias está especialmente indicado en mujeres que han pasado por una cesárea, en las que aún no han sido madres o en las de más edad

La electroestimulación nerviosa transcutánea –conocida como TENS, por las siglas del inglés transcutaneous electrical nerve stimulation- reduce de forma efectiva el dolor de las histeroscopias, el procedimiento clínico que permite al ginecólogo ver el interior del útero por medio de una endoscopia, tanto en pruebas diagnósticas como en el tratamiento de patologías intrauterinas. Esta validación de la eficacia del TENS es el resultado del ensayo clínico realizado por seis investigadores de Medicina, Fisioterapia y Enfermería de la Universidad CEU Cardenal Herrera, liderado por el profesor del Grado en Medicina en Castellón, Alejandro Marin-Buck, ginecólogo del Hospital Provincial. Su estudio ha sido publicado por la prestigiosa revista médica Obstetrics & Ginecology, segunda publicación científica más importante a nivel internacional en el ámbito de la ginecología, que destacará en su portada de febrero los resultados de este ensayo clínico.

Según explica el ginecólogo y profesor del Grado en Medicina de la CEU-UCH Alejandro Marin-Buck, “la histeroscopia es una prueba eficaz para identificar y tratar lesiones en el útero, pero su mayor obstáculo es el dolor que provoca a las pacientes, que la hace muy incómoda y que en algunos casos impide incluso poder finalizar la prueba”. La colaboración de profesores investigadores de los Departamentos de Medicina, Fisioterapia y Enfermería de la CEU-UCH ha permitido realizar un ensayo clínico para validar la aplicación idónea de la electroestimulación nerviosa transcutánea o TENS para practicar histeroscopias reduciendo el dolor y sin tener que recurrir a la sedación o al uso de analgésicos por vía intravenosa.

Ensayo clínico

En este ensayo clínico, realizado sobre 138 pacientes, el equipo investigador ha establecido los parámetros para obtener la máxima eficacia del TENS en histeroscopias, mediante la aplicación de dos electrodos adhesivos paralelos a ambos lados de la columna, y no sobre el abdomen, a la altura de los niveles T10–L1 y S2–S4. En esta área, la paciente recibe una electroestimulación de alta frecuencia variable, aumentando la intensidad durante la prueba en función del grado de dolor que sienta.

Según apunta el profesor Marin-Buck, aunque existe algún estudio precedente que ya había abordado la aplicación del TENS en pruebas ginecológicas, “nuestro ensayo clínico es el primero que define todos los parámetros de intensidad, duración, frecuencia, amplitud de onda y posición de los electrodos para que el TENS sea realmente efectivo en la reducción del dolor en las histeroscopias”.

Sin efectos secundarios

En su trabajo, el equipo investigador de la CEU-UCH destaca que el TENS es un procedimiento de bajo coste, rápido, fácil de aplicar, no invasivo y seguro, frente a otras alternativas farmacológicas. De hecho, permite reemplazar el uso de medicamentos para calmar el dolor, con lo que la paciente no tiene ningún efecto secundario. El uso de esta técnica está especialmente indicado en pacientes con bajo umbral del dolor para una prueba como la histeroscopia, entre ellas, las mujeres que han pasado por una cesárea, las que no han sido madres, las mujeres en fase postmenopáusica, aquellas que padecen dismenorrea o dolor pélvico crónico o las que sufren de ansiedad.

Este innovador ensayo clínico ha sido publicado en la prestigiosa revista médica Obstetrics & Ginecology, la segunda a nivel mundial de las 80 indexadas en el ámbito de la ginecología y la obstetricia, con un factor de impacto de 5.66. Junto al doctor Alejandro Marin-Buck, profesor de Ginecología en el Grado de Medicina de la CEU-UCH en Castellón, el equipo investigador ha estado integrado por los profesores Juan Francisco Lisón Párraga, Juan José Amer Cuenca, Silvia Piquer Martí, Vicente Benavent Caballer y Gemma Bivia Roig, de los Departamentos de Medicina, Fisioterapia y Enfermería de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Castellón y Valencia.

Abstract del artículo “Transcutaneous Nerve Stimulation for Pain
Relief During Office Hysteroscopy
” en Obstetrics & Ginecology.
doi: 10.1097/AOG.0000000000001842