UNIVERSIDAD DE BARCELONA

– El nuevo fósil de cráneo humano, datado hace unos 400.000 años y descubierto en la gruta de Aroeria (Portugal), es una de las primeras poblaciones achelenses de Europa junto con los restos de la Sima de los Huesos (Atapuerca) y de Tautavel (Francia)

– En el equipo de paleontólogos, dirigido por el profesor João Zilhão de la Universidad de Barcelona, también participan equipos de la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Lisboa

– El cráneo de Aroeira supone una contribución muy importante al conocimiento de la evolución humana en el Pleistoceno Medio de Europa y el origen de los neandertales

Un equipo internacional de paleontólogos dirigido por el profesor João Zilhão de la Universidad de Barcelona ha hallado un nuevo fósil de cráneo humano — descubierto en la gruta de Aroeria (Portugal) y datado hace unos 400.000 años— que aumenta de forma significativa la diversidad conocida en esta etapa de la evolución humana. Este nuevo fósil, designado como Aroeira 3, abre un nuevo marco de referencia en paleontología sobre el estudio de la aparición de los rasgos morfológicos para conocer la evolución humana a lo largo de esta etapa clave en la que, a partir de los Homo erectus ancestrales, surgieron los Neandertales y el hombre moderno.

El nuevo descubrimiento paleontológico, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, ha sido realizado por un equipo científico del Centro de Arqueología de la Universidad de Lisboa (UNIARQ), en el marco de las excavaciones arqueológicas desarrolladas desde 1987 bajo la dirección del investigador ICREA João Zilhão (UB), del Seminario de Estudios e Investigaciones Prehistóricas (SERP) de la Universidad de Barcelona. Desde el año 2013, en el equipo investigador también participan otros expertos del SERP de la UB. También son autores destacados del descubrimiento los expertos Joan Daura (UNIARQ y SERP-UB), y Juan Luis Arsuaga, Montserrat Sanz, Maricruz Ortega y Elena Santos (Universitat Complutense de Madrid), entre otros.

El nuevo fósil, que procede de la base de la secuencia estratigráfica del yacimiento de la gruta de Aroeira, fue encontrado asociado a restos de fuego (hueso quemado), a la fauna cazada por los habitantes de la cueva y a abundantes herramientas de sílex y cuarcita, entre las que abundaban los bifaces (hachas de mano). Gracias a la aplicación del método de series de uranio, la datación de este cráneo ha sido mucho más precisa que la de los otros fósiles de esta época.

Tal como explica el profesor João Zilhão, «el fósil Aroeira 3, pertenece a la cultura Achelense, originada en África hace más de 1 millón de años pero de la que no existen vestigios en Europa hasta hace menos de 500.000 años. Junto con los restos de la Sima de los Huesos (Atapuerca) y de Tautavel (Francia), el cráneo de Aroeira representa una de las primeras poblaciones achelenses de Europa».

«En este contexto — continua Zilhão— el cráneo Aroeira 3 es un descubrimiento de gran importancia. La combinación de rasgos que se observa en Aroeira 3 es única, y aumenta de forma significativa la diversidad conocida. Esta etapa de la evolución humana habrá sido, por lo tanto, un proceso mucho más complejo que lo que hasta ahora se pensaba. En conclusión, cada vez resulta más evidente que, en base a los rasgos diagnósticos, no es posible discriminar “tipos” o “especies” en esta fase de la evolución humana. Por lo tanto, todo apunta al hecho que, hace 500.000 años, la humanidad constituía ya una sola especie, aunque mucho más diversa que hoy en día.