UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– En el ciclo Business&Design, organizado por la Universidad de Navarra, CEN y el Centro Europeo de Innovación de Navarra

“Cada cinco años cambio radicalmente mi forma de trabajar, es una cuestión de supervivencia”, afirmó en la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) el diseñador Marc Sadler. Junto al presidente de IFI, Gianfranco Tonti, ambos protagonizaron el desayuno empresarial “El diseño como conexión entre el emprendimiento y el nuevo mercado”. Así se tituló la segunda sesión del ciclo Business&Design –organizado por la Universidad de Navarra, CEN y el Centro Europeo de Innovación de Navarra –, a la que asistieron más de 50 personas.

Sadler, ganador del Compasso d’Oro en cuatro ocasiones, expuso que “el mundo cambia y nos obliga a ser capaces de adaptarnos, adecuarnos constantemente”. El experto en diseño desgranó su trayectoria profesional a la vez que describió cómo el estudio de los materiales ha sido clave en la mayoría de sus proyectos.

Así, ilustró la teoría con algunos ejemplos de su propia experiencia, desde unas primeras botas de esquí con material termoplástico –que la firma Caber industrializó posteriormente–, pasando por sandalias para Nike, un protector de espalda para motociclistas con Dainese, lámparas Foscarini o piscinas de fibra de vidrio, entre otros.

Por su parte, el presidente de IFI –empresa especializada en mobiliario de hostelería– señaló la importancia de que el diseño está implantado en la dirección de la empresa. De esta manera, explicó que su compañía apostó desde el principio por el I+D en este aspecto, para garantizar su continuidad en el tiempo y ser capaz de competir. “La innovación y el diseño son los que nos permiten convencer al cliente o al inversor, y nos impulsa a crecer en el sector”, sostuvo. Asimismo, indicó que creer en proyectos innovadores conlleva ser “un poco exploradores”, concentrarse cada vez en un “sendero nuevo y desconocido”, lo cual consiste en una tarea difícil pero también “mágica”.

Finalmente el director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra, Miguel A. Alonso del Val, expuso la relevancia que supone para el Grado en Diseño tanto la colaboración con otras instituciones –públicas y privadas –, como el aumento de la presencia y la calidad del diseño en la sociedad navarra. No solo para mejorar el entorno vital, sino también para incrementar el valor añadido de las empresas y los productos elaborados en nuestra comunidad”, concluyó.

El diseño en los negocios

El ciclo Business&Design, dirigido a empresarios, emprendedores y público interesado, pretende mostrar con ejemplos cercanos cómo un buen diseño -en todas sus acepciones (servicios, moda, producto, etc.)- puede influir muy positivamente en los negocios. La entrada es libre y requiere inscripción previa, a través de la página web de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra.

Los ponentes de esta segunda sesión demostraron cómo un vínculo estrecho entre la vocación emprendedora y el diseño de calidad puede alcanzar los máximos reconocimientos de la profesión, como el Compasso d’Oro.