UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Representantes de QS Rankings, Times Higher Education (THE) y la Fundación CYD U-Multirank se reúnen en un congreso de la Universidad de Navarra sobre reputación

“Los rankings son un punto de referencia, pero es difícil captar con índices la esencia de una universidad”, advirtieron en la Universidad de Navarra los responsables de algunos rankings más prestigiosos sobre educación superior. Dasha Karzunina, de QS Rankings; Seeta Bhardwa, de Times Higher Education (THE); Ángela Mediavilla, de la Fundación CYD U-Multirank; y Francisco Pérez, de IVIE, intervinieron en la mesa redonda ‘¿Cómo interactúan los rankings con las expectativas de los estudiantes?’ del Congreso Building Universities’ Reputation (BUR).

En primer lugar, la representante de QS Rankings Dasha Karzunina explicó que estos se tratan de herramientas útiles porque “es imposible tener toda la información de las universidades” y ayudan a filtrar, sobre todo para los alumnos internacionales. Apuntó asimismo que en los países asiáticos hay una obsesión por los rankings, mientras que los occidentales confían menos en ellos. “Los estudiantes valoran la calidad de la enseñanza y la experiencia, así como la posibilidad de encontrar trabajo”, afirmó, motivo por el que la empleabilidad se incluye en la información más importante.

Junto con Seeta Bhardwa, reconoció el desafío que supone proporcionar mayor cantidad y calidad de aspectos en una sola fuente. “Es importante reflejar la opinión de las familias”, indicó la delegada de Times Higher Education, así como ofrecer todos los detalles posibles en diferentes formatos -blogs, redes sociales, etc.- con el objetivo de alcanzar al público.

Por su parte, Ángela Mediavilla sugirió que los rankings no deben cubrir toda la información que un alumno demanda, pues aquellos “que se centran en el rendimiento global no ayudan a tomar decisiones”. En cambio, para el miembro de CYD U-Multirank, resulta necesario que estos se refieran a campos específicos de conocimiento. Respecto a estas clasificaciones, señaló una diferencia entre los estudiantes (de Bachillerato o universitarios) y recordó la importancia de los centros educativos y las administraciones públicas también como destinatarios.

Finalmente, el moderador del encuentro Francisco Pérez, de IVIE, destacó la revolución que los rankings han supuesto para la reputación de las instituciones académicas, y algunas de sus consecuencias positivas. Además de centrar la atención de los resultados, “ha aumentado el nivel de competencia entre las universidades y suponen un incentivo para la transparencia”, concluyó.

A esta edición del Building Universities’ Reputation (BUR) de la Universidad de Navarra han asistido 250 personas de 23 países y se ha centrado en la reputación de la universidad desde el punto de vista del estudiante. El Congreso internacional, celebrado cada dos años, ha contado con la colaboración de instituciones como la Conferencia de Rectores de Universidades españolas, Universia, el British Council, el observatorio internacional de rankings (IREG) y asociaciones de universidades como CASE y “World 100 Reputation Network”.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: GeneralUniversidades de Navarra

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed