UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Arantxa Gambra, de la Dirección General de Tráfico, en la presentación del Aula Saludable de la Universidad de Navarra

“El consumo de drogas asociado a la conducción constituye uno de los principales hándicaps de la seguridad vial. De hecho, casi la mitad de las personas que pierde la vida en accidentes de tráfico ha consumido alcohol, drogas o psicofármacos”. Así lo destacó Arantxa Gambra, de la Dirección General de Tráfico (DGT), durante la presentación del Aula Saludable de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Navarra, y de la I Semana de Promoción de la Salud: consumo de alcohol en jóvenes.

“Creemos fundamental nuestra presencia en estos programas, ya que precisamente la verdadera acción preventiva es la educación”. Así lo señaló la coordinadora provincial de Educación Vial en Navarra refiriéndose a las diversas actividades organizadas dentro de este proyecto del centro académico que pretende desarrollar el potencial de la universidad como agente promotor de la salud.

En este sentido, el Aula Saludable de la Facultad de Enfermería tiene entre sus objetivos “fomentar la implicación activa de universidades, organizaciones y la sociedad en una cultura de la salud, así como desarrollar alianzas, fomentar la educación y formación o generar conocimiento a través de la investigación”, detalló Navidad Canga, profesora de Enfermería Comunitaria de la Universidad de Navarra.

Para ello, cuenta con la colaboración de la DGT, la Asociación de Daño Cerebral de Navarra (ADACEN) y la Asociación Navarra de Ayuda y Rescate DYA. Precisamente esta última participará en un simulacro junto a sus voluntarios el próximo jueves 6 de abril en el que se presentarán varios escenarios relacionados con el consumo de alcohol en jóvenes en fiestas u otros eventos de ocio juvenil.

El alcohol, alarma social también en Navarra

El Aula Saludable comienza centrada en el alcohol, puesto que se trata del segundo factor de riesgo de enfermedad en Europa y la droga preferida por los más jóvenes. “En el caso navarro, nuestra comunidad es una de las tres con mayor consumo en la que la prevalencia de borracheras supera el promedio nacional y donde cuatro de cada diez reconocen consumir alcohol en forma de atracón, es decir, una ingesta elevada en un periodo breve de tiempo, según datos del Observatorio Español de la Droga y las Toxicomanías”.

Estas nuevas formas de consumo han generado una importante alarma social no solo por su novedad sino por los problemas sociosanitarios que conllevan. “Se ha demostrado que se asocian a daños cerebrales, suicidios, enfermedades de transmisión sexual, violencia y delitos, y graves accidentes”, subrayó la experta.

Por eso, los centros universitarios deben incluir en su cultura organizacional iniciativas que promuevan estilos de vida saludables. Para ello, según la profesora de la Facultad de Enfermería, es fundamental “que los propios estudiantes se conviertan en agentes de salud ya que al tener similar edad y estatus grupal, enseñan y comparten valores, conductas e información sobre hábitos saludables de forma más efectiva”.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Investigación universitariaUniversidades de Navarra

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed