UNIVERSIDAD DE ALICANTE

Los chefs “estrella Michelin” de la provincia creen que la “formación” será la clave que definirá el techo del liderazgo gastronómico

La jornada sobre Universidad y gastronomía destaca la importancia del sector como estratégico por el desarrollo económico y social

La jornada «Universidad-gastronomía: La gastronomía como referente empresarial y atractivo turístico» ha reunido en la Universidad de Alicante este lunes más de trescientas personas para seguir los cinco debates que se han organizado y en los cuales han participado profesionales y expertos del sector como el considerado mejor pastelero del mundo, Paco Torreblanca, o chefs con estrella Michelin de la provincia, como Kiko Moya, Alberto Ferrúz, María José San Román y Susi Díaz, entre muchos otros.

A lo largo de una jornada que ha empezado a las 9 de la mañana y ha finalizado pasadas las siete de la tarde, los ponentes han coincidido en la importancia de un sector muy relevante para la economía de la zona con una «extraordinaria demanda de mano de obra, tanto en la actualidad como en el futuro. La formación será el factor que determine qué es lo que somos y hacia dónde queremos ir», ha apuntado el chef con dos estrellas Michelin de L’Escaleta de Cocentaina, Kiko Moya, el cual ha añadido que «Alicante podría convertirse en el Silicon Valley del turismo y la hostelería, siempre que invirtamos en la formación y la investigación».

El responsable de Investigación y Desarrollo de Helados Alicante, Joan Viñallonga, ha apuntado la importancia de la relación entre este sector y la Universidad, «siempre la hemos utilizado –a la Universidad– cuando ha habido un problema y hemos necesitado resolverlo, pero no se han generado puentes estables que nos sean útiles en todas las situaciones».

Los diferentes ponentes han puesto de manifiesto la materia prima que ofrece Alicante para liderar el sector del turismo gastronómico desde los productos de calidad. El rector, Manuel Palomar, en su intervención a la hora de inaugurar la jornada ha señalado que «la gastronomía aporta un valor estratégico para el desarrollo económico y social de un territorio y es capaz de expresar con los sentidos la identidad de un determinado territorio», y ha asegurado que la «Universidad de Alicante, asumiendo su responsabilidad social, ha tomado la iniciativa de poner las bases de un fuerte compromiso en la formación de los nuevos profesionales en gastronomía».