UNIVERSIDAD CATÓLICA SAN ANTONIO DE MURCIA

La campeona olímpica, mundial y europea, estudiante del Grado en Fisioterapia de la UCAM, comentó en la Universidad Católica de Murcia las claves que le han llevado a triunfar en el bádminton

Con el título de campeona de Europa de bádminton recientemente renovado, Carolina Marín llegaba a la Universidad Católica de Murcia (UCAM), en la que estudia el Grado en Fisioterapia, para impartir una charla y participar en una sesión práctica con los alumnos de la Facultad de Deporte. La onubense habló de sus próximos objetivos y además ofreció algunas de las claves que le han llevado a triunfar en un deporte dominado totalmente por las jugadoras asiáticas.

Antes de su charla con los alumnos, contestó a las preguntas de los periodistas empezando, por sus sensaciones en su primera visita al Campus de Los Jerónimos: “Me he quedado impresionada con las instalaciones de la UCAM. La vinculación con ellos es muy positiva porque me permite estudiar aunque sea poco a poco por mi ritmo de entrenamientos y competiciones pero espero finalizar la carrera de Fisioterapia dentro de unos años”. La posibilidad de estudiar habría sido imposible sin el trabajo conjunto de la UCAM y el Comité Olímpico Español: “Todos los deportistas estamos muy agradecidos a la Universidad Católica de Murcia por su apoyo. Es muy importante que una universidad realice esta labor porque es muy complicado para un deportista de élite compaginar los estudios con nuestros horarios de entrenamientos”.

Tras la medalla de oro de Río 16, Carolina ya tiene en mente sus objetivos y, como es habitual, la ambición y las ganas de ganar son su sello personal: “Quiero llegar a ser la mejor jugadora de la historia y para ello todavía tengo que conseguir dos mundiales más y otros Juegos Olímpicos y tanto yo como todo mi equipo estamos centrados en esos objetivos”.

El primer paso para esa gran meta llegará este verano con un nuevo Campeonato del Mundo: “Tengo torneos importantes en Indonesia y Australia a finales de junio y el objetivo principal es el Mundial en agosto que será en Escocia”. Hace unos pocos años hubiera sido impensable escuchar a una española decir que su objetivo era ganar su tercer Mundial de bádminton, por ello Carolina está en la lista de deportistas que han abierto un nuevo camino en el deporte español: “Me siento pionera de este deporte y me siento orgullosa y feliz de abrir camino y enseñar a los españoles lo que es el bádminton y que en un futuro tengamos muchos más campeones”.

Mientras llegan esos nuevos campeones a este deporte, sí que se ha notado que en nuestro país cada vez son más los que practican el bádminton: “Hay que seguir trabajando mucho para fomentarlo pero sí que hay más gente que lo practica. Ver a chavales jugando con sus padres a este deporte es lo que más feliz me hace”.

La mentalización, clave para ganar partidos

Durante la charla con los estudiantes, Carolina Marín contestó a todo tipo de preguntas. Muchas de ellas iban encaminadas a uno de los aspectos que más destacan en su perfil como deportista, la preparación psicológica: “Es muy importante estar mentalizada para cada partido y para cada torneo. Si me pongo a pensar demasiado en la trascendencia de lo que hago pierdo la concentración. Mi juego es de ataque y por ello siempre tengo que demostrarme a mí y a mi rival que tengo el control de cada punto”.

Al finalizar, la charla ofreció una sesión práctica en la que jugó algunos puntos con estudiantes de la Universidad y dio algunas nociones sobre el bádminton, un deporte que, gracias a ella, cada vez es más conocido en España.