UNIVERSIDAD CEU CARDENAL HERRERA

El reservorio venoso subcutáneo (RVS), implantado mediante cirugía, permite administrar el tratamiento continuado y tomar muestras sanguíneas que requieren los pacientes con distintos tipos de cáncer

La investigación, dirigida por la coordinadora de Enfermería del CEU-UCH en Castellón, Isabel Almodóvar, realizada por el estudiante Lluis Dols, es la primera que evalúa la experiencia de pacientes y enfermeros y se ha realizado en el Hospital Provincial de Castellón

La administración de medicación antineoplásica de manera continuada en los pacientes oncológicos hace necesaria la implantación de dispositivos que permitan el acceso vascular central, como el Reservorio Venoso Subcutáneo (RVS). Tras su colocación mediante cirugía, este dispositivo permite infundir el tratamiento continuado en pacientes con distintos tipos de cáncer y tomar muestras sanguíneas para su análisis. Por primera vez, una investigación ha evaluado el grado de satisfacción y la experiencia de pacientes y enfermeros en relación con este tipo de dispositivos. El trabajo, realizado en el Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón de la Plana, ha sido desarrollado, bajo la dirección de la coordinadora del Grado de Enfermería del CEU-UCH en Castellón, Isabel Almodóvar, por el estudiante de este Grado Lluis Dols Casanova.

Además de estudiar el perfil clínico del paciente oncológico portador de RVS, la investigación ha evaluado, por primera vez, su experiencia personal, su satisfacción con el dispositivo y sus complicaciones. Según destacan los investigadores del CEU autores del estudio, “casi todos los estudios sobre RVS realizados hasta ahora se basan en aspectos médicos como la forma de implantarlo o el modo de tratar las complicaciones que este puede ocasionar. La diferencia de esta investigación es que le hemos dado voz a los pacientes que portan el dispositivo en su día a día, conociendo su experiencia real con él y aprendiendo de primera mano cómo modifica la vida del paciente oncológico el ser portador del RVS”.

El estudio evalúa también, entre los profesionales de la Enfermería, su experiencia y satisfacción, como personal sanitario que maneja estos dispositivos: “Queríamos determinar si el RVS constituye una herramienta para mejorar la calidad asistencial que prestan los enfermeros y, con ello, la calidad de vida del paciente oncológico al que atienden”, señala el estudiante de Enfermería del CEU de Castellón. Para Lluis Dols, “los cuidados del paciente oncológico son fundamentales y esta es una rama relevante de la Enfermería”.

149 pacientes, 35 profesionales

El estudio de los investigadores del CEU de Castellón se ha realizado en el Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón de la Plana, sobre dos muestras. La primera, de 149 pacientes oncológicos portadores de RVS; y la segunda, de 35 profesionales enfermeros que desempeñan su labor en las unidades donde se tiene manejo con el paciente oncológico que porta el dispositivo.

“La mayoría de pacientes están muy satisfechos con el RVS y afirman que este mejora su calidad de vida”, destaca el estudiante del CEU sobre los resultados de la investigación, realizada entre pacientes con cáncer de colon, mama y pulmón, mayoritariamente.

Papel de la Enfermería oncológica

En cuanto a los resultados del estudio entre los profesionales, “también la mayoría de los enfermeros están satisfechos con el RVS y afirman que mejora la calidad asistencial”. La investigación concluye, además, que la tasa de incidencias es baja con estos dispositivos, sobre todo si se cuenta con personal preparado para su manejo: “El personal enfermero es el primero en detectar estas incidencias en la mayor parte de las ocasiones, lo que pone en valor el papel fundamental de la Enfermería con los pacientes oncológicos”.

Los resultados del estudio permiten concluir que el RVS es “una herramienta cómoda y sencilla de usar, indispensable en la oncología actual, con la que se puede mejorar la calidad asistencial y, aún más importante, mejorar con ello la calidad de vida del paciente”, concluye Dols.

El estudio “Experiencia personal y grado de satisfacción del Reservorio Venoso Subcutáneo en pacientes oncológicos portadores y profesionales de Enfermería del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón”, del estudiante de Enfermería del CEU de Castellón Lluis Dols Casanova, bajo la dirección de la profesora coordinadora del Grado, Isabel Almodóvar, obtuvo el primer premio entre las investigaciones sobre Enfermería presentadas al 14º Congreso Internacional de Estudiantes (CIE) del CEU-UCH, celebrado este mes de abril.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Investigación universitariaUniversidades de la Comunidad Valenciana

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed