UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

El ala cordobés, con unas cualidades bastante depuradas, amplia los recursos tácticos de los esquemas de Manuel Luiggi “Moli” para la próxima temporada 2017/2018

El CD UMA Antequera cierra la incorporación de Carlos Corredera Sicilia como primer refuerzo de la campaña 2017/2018. El ala nacido en Córdoba el 27 de diciembre de 1995 se enrola con mucha ilusión en el nuevo proyecto deportivo de la entidad malagueña y refuerza una plantilla que afronta el reto de volver a pelear por ocupar los puestos más altos de la tabla clasificatoria en Segunda División. En su anterior club, el Itea Automatismos, alcanzó la madurez en la pista durante las tres temporadas que defendió esa camiseta.

Manuel Luiggi “Moli” se enfrenta a su enésimo desafío al frente del banquillo universitario. Al entrenador no le tiembla el pulso a la hora de incorporar a su plantilla un jugador prometedor después de seguir muy cerca su evolución. La llegada de este cordobés encaja dentro de una filosofía claramente definida; compaginar los estudios universitarios con la competición de élite en la categoría de plata de la Liga Nacional de Fútbol Sala. La formación académica y el crecimiento deportivo caminan juntos dentro de un vestuario con gran futuro.

“Carlos es un gran armador de juego, tácticamente está muy bien preparado y tiene todos los conceptos asimilados. Al mismo tiempo, es un jugador hábil y vertical. No destaca por ser goleador, pero si asume a la perfección el papel de asistente al crear muchas oportunidades de gol a sus compañeros. La gran lectura que realiza de los partidos nos va a ayudar a pelear por todos nuestros objetivos en la próxima temporada”, analiza el técnico malagueño.

Tras un curso excelente, donde el ascenso estuvo cerca tanto en la fase regular como en el play-off, el cuadro antequerano espera mantener un alto rendimiento con refuerzos de garantías como Carlos, que completan un bloque competitivo. “Para mí es una gran oportunidad que el CD UMA Antequera se haya fijado en mi juego para reforzar la plantilla. Admiro mucho el trabajo que hace este club dando la oportunidad especialmente a jóvenes universitarios de seguir creciendo deportivamente y ser uno de ellos, hace que tenga mucha ilusión de afrontar la temporada que viene”, acentúa el ala.

La misión del conjunto universitario se centra en enriquecer sus recursos para hacerse más imprevisible antes sus adversarios. Los esquemas tácticos de Moli suman distintas variantes con la contratación del nuevo miembro de su plantel. “En general me considero un jugador equilibrado, veloz con el balón en los pies y con capacidad para el uno contra uno. Me esforzaré al máximo para poder aportar esas cualidades al equipo y conseguir que sea ofensivamente lo más peligroso posible en el reto de seguir estando en lo alto de la clasificación como la anterior campaña y, por qué no, conseguir el ascenso”, dilucida.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: deporte universitarioUniversidades de Andalucía

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed