UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

El tercer fichaje del plantel universitario procede del Peligros FS de Segunda División y dota al equipo dirigido de Manuel Luiggi “Moli” de otro jugador joven e ilusionado con aspirar a repetir los momentos más gloriosos del club

Daniel Ramos Pérez, ceutí de 22 años, dispone de una oportunidad para jugar en la categoría de plata de la Liga Nacional de Fútbol Sala de la mano del CD UMA Antequera. El ala-cierre llega a un acuerdo con el club para unirse al ilusionante proyecto deportivo correspondiente al curso 2017/2018. La tercera incorporación militó las dos últimas campañas en el Peligros FS (Granada) de Segunda División B y atesora en su currículum un ascenso al tercer escalón de este deporte, un subcampeonato de Andalucía Universitario y una tercera posición el Campeonato de España de Selecciones Sub-19 con el combinado andaluz.

El plantel universitario escribe un nuevo nombre en el capítulo de altas. El ala-cierre encaja en el perfil de los dos anteriores fichajes y se postula como un jugador prometedor y con el deseo de crecer a nivel deportivo y formativo. Moli añade un componente más a un vestuario halagüeño para intentar reeditar un siempre complejo ascenso a Primera División. El preparador cuenta con excelentes referencias de un jugador que asegura una importante labor colectiva. “Con Dani Ramos vamos a ganar en velocidad y desmarque. Se sacrifica mucho en defensa y es muy rocoso, por lo que puede ayudar al equipo a estar más equilibrado en determinados momentos de los partidos”.

Los movimientos en este mercado de fichajes siguen un mismo patrón. La confección del equipo se centra en hilar a piezas con galones en el grupo como Crispi, Conejo, Miguel y Óscar junto a otras de una incipiente calidad. Toda esta mezcla deja un resultado final: un colectivo muy equilibrado. Y Dani Ramos contribuye a aumentar la calidad del bloque. “Principalmente ilusión por hacer las cosas bien y ganas de competir. Voy a dejarlo todo para tratar de poner mi granito de arena en el intento de que el equipo vuelva a donde quiere estar, que es la Primera División”, certifica el ceutí.

La trayectoria del flamante ala-cierre del cuadro antequerano se ha desarrollado mayoritariamente en Segunda División bajo la tutela del Peligros Fútbol Sala en las dos últimas competiciones oficiales. Esta etapa en la entidad granadina le ha permitido disputar encuentros de nivel, a la vez que le ha abierto la posibilidad de avanzar en su carrera deportiva. “Sin duda es un salto de categoría. Se trata de una Liga con mucha más exigencia y calidad que la Segunda B, con bastante más nivel en todos los equipos de la categoría y con presencia de jugadores con experiencia y contrastados. Por eso mismo lo afronto con mucha ilusión y con ganas de poder aportar trabajo, que es lo principal”, resalta.