UNIVERSIDAD CEU CARDENAL HERRERA

• El modelo diseñado por un equipo de investigadores del CEU-UCH se ha aplicado con éxito en el Hospital Universitario de La Ribera

• La estancia hospitalaria media de los pacientes con cirugía coronaria sin circulación extracorpórea se ha reducido en 4,49 días y la estancia en la UCI, en 2,02 días

• En el caso de la cirugía valvular aórtica mediante miniesternotomía en J, la estancia se ha reducido en 6,15 días y la estancia media en UCI, en 3,2 días

Investigadores de la Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU-UCH) de Valencia y el Hospital Universitario de La Ribera (HULR) han diseñado un protocolo de cirugía cardiaca mínimamente invasiva que, combinado con un sistema de rehabilitación multimodal del paciente, ha permitido reducir de forma efectiva tanto las estancias hospitalarias, como los periodos en la UCI de este Hospital valenciano. La investigación, dirigida por los profesores del CEU-UCH Lucrecia Moreno Royo, vicedecana de Farmacia de esta Universidad, y Vicente Muedra Navarro, responsable del Área de Anestesiología Cardiaca del HULR, ha constituido la tesis del doctor Juan Antonio Margarit, responsable del Servicio de Cirugía Cardiaca del HULR.

El protocolo de rehabilitación multimodal diseñado por este equipo investigador ha logrado reducir la estancia media hospitalaria en el HULR de los pacientes intervenidos de cirugía coronaria mediante cirugía sin circulación extracorpórea (CEC) en 4,49 días y la estancia media en UCI en 2,02 días. También se ha reducido la estancia media hospitalaria de los pacientes intervenidos de cirugía valvular aórtica mediante miniesternotomía en J en 6,15 días y la estancia media de estos en la UCI en 3,2 días.

Según explica el doctor Juan Antonio Margarit sobre las técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas aplicadas, “la cirugía coronaria sin CEC ha permitido reducir la aparición de muchas complicaciones con respecto a las intervenciones con CEC, como el reingreso, el infarto de miocardio posterior a la intervención, la fibrilación auricular, complicaciones pulmonares, insuficiencia renal aguda, infección y transfusión de hematíes”. En el caso de la cirugía valvular aórtica por miniesternotomía en J, “se ha logrado reducir la aparición del síndrome de bajo gasto cardiaco, una variante específica de la insufiencia cardiaca”, destaca.

Rehabilitación multimodal

Para lograr la reducción de la estancia hospitalaria y de la estancia en UCI, los dos tipos de cirugías cardiacas mínimante invasivas practicadas se han combinado, en el protocolo diseñado por el equipo investigador del CEU-UCH y el HULR, con la inclusión de los pacientes en programas de rehabilitación multimodal. Según destaca el profesor del CEU-UCH y co-director de la investigación Vicente Muedra, “la rehabilitación multimodal consiste en el abordaje lineal y continuado del paciente durante todo el perioperatorio: pre, intra y postoperatorio. Esto se logra gracias al trabajo organizado de anestesiólogos, cirujanos, enfermeros, fisioterapeutas, nutricionistas, reanimadores y rehabilitadores, entre otros, ya que la medicina perioperatoria entiende y aborda la enfermedad del paciente en toda su dimensión: farmacológica, nutricional, fisiológica e, incluso, psicológica”.

Tal y como destaca el doctor Muedra, “el objetivo de los programas de rehabilitación multimodal es acelerar de un modo seguro y eficaz el alta hospitalaria del paciente, reincorporándolo precozmente a su medio y reduciendo el coste global del proceso para el sistema de salud, lo que se ha logrado con el protocolo diseñado por Juan Antonio Margarit”.

Cum Laude

El tribunal que ha otorgado la calificación de Sobresaliente Cum Laude a la tesis de Juan Antonio Margarit, titulada “Estudio de la morbilidad y mortalidad tras la implantación de un programa de cirugía cardiaca mínimamente invasiva y rehabilitación multimodal”, ha estado compuesto por los doctores Emilio Llopis Calatayud, director médico del Hospital Universitario La Ribera de Alzira; Francisca García Fernández, directora del Departamento de Cirugía de la Universidad CEU Cardenal Herrera; y Ana Osa Sáez, responsable de la Unidad de Ecocardiografía del Hospital Universitario La Fe de Valencia.