UNIVERSIDAD CEU CARDENAL HERRERA

Investigadores de la Universidad CEU Cardenal Herrera y del Hospital Arnau de Vilanova han realizado un estudio sobre 50 pacientes portadores de dos tipos de prótesis de cadera, cuyos resultados constituyen la tesis doctoral del profesor Alejandro Álvarez Llanas

La investigación concluye que el estrés oxidativo no se ve alterado por el aumento de estas nanopartículas metálicas, pero es necesario seguir estudiando los factores corrosivos que podrían generar su incremento

Una parte del estudio ha sido ya publicado en la revista internacional especializada más relevante de esta área de la traumatología, Hip International

La prótesis total de cadera es una de las intervenciones más frecuentes en el campo de la cirugía ortopédica, ya que resuelve de forma eficaz el problema de dolor y limitación funcional en los pacientes con artrosis de cadera. Se calcula que en el mundo hay más de un millón de pacientes que llevan tipos de prótesis que emplean en la zona de fricción metal contra metal o cerámica contra metal, aunque existen otros modelos más extendidos. Investigadores de los Grados en Medicina y Fisioterapia de la Universidad CEU Cardenal Herrera y del Hospital Arnau de Vilanova de Valencia han estudiado los modelos de prótesis de cadera que emplean aleaciones metálicas en la zona de fricción y que desprenden continuamente nanopartículas de cromo y cobalto. “Estas nanopartículas, que circulan por la sangre y se eliminan por la orina, podrían resultar tóxicas a determinados niveles, por lo que era necesario estudiarlas”, destaca el doctor Alejandro Álvarez Llanas, profesor del CEU y autor de la tesis de la que forma parte esta investigación, dirigida por investigadores del CEU y el Arnau de Vilanova.

Según el profesor Álvarez Llanas, el objetivo del estudio ha sido doble: “Por un lado, era importante conocer más sobre los mecanismos de producción de estas nanopartículas de cromo y cobalto en los pacientes con prótesis de cadera par metal-metal, así como averiguar el motivo por el cual en algunos de ellos el aumento es mayor que en otros. Y por otro lado, era necesario averiguar la capacidad que tienen estas partículas metálicas con carga iónica de alterar el estrés oxidativo de los pacientes y potencialmente generar un perjuicio. En este sentido, el estudio ha permitido confirmar que los niveles de estrés oxidativo no se han visto alterados. Esto había generado incertidumbre y preocupación en pacientes y cirujanos, por lo que es una buena noticia para la salud”.

50 pacientes y 25 controles

En cuanto a las causas en la alteración de estos niveles, “el estudio ha permitido concluir que el aumento de estas partículas metálicas de cromo y cobalto no guarda relación con factores de desgaste conocidos, como el grado de actividad física, el tamaño de los componentes de las prótesis o el peso del paciente, lo que abre la puerta a nuevas hipótesis”, destaca el profesor del CEU. Los autores del estudio creen que “su generación podría estar influenciada por factores corrosivos aún no bien establecidos y que es necesario seguir investigando”.

El estudio se ha realizado sobre 50 pacientes portadores de prótesis de cadera par metal-metal y par cerámica-metal y 25 controles, en el Hospital Arnau de Vilanova de Valencia. Como metodología innovadora, en esta investigación se han empleado acelerómetros para determinar de forma objetiva la actividad física de los pacientes y estudiar su posible influencia en la formación y liberación de nanopartículas metálicas.

Mejorando la escala internacional

El estudio también ha permitido poner en evidencia por parte de este equipo investigador valenciano la falta de eficacia de la escala más empleada a nivel internacional para la medición de los resultados funcionales de las prótesis de cadera, la Harris Hip Score, sugiriendo distintas formas de mejorarla mediante acelerómetros. Esta parte de la investigación ha sido ya publicada en la revista internacional especializada más relevante de esta área de la traumatología, Hip International, en el artículo “Correlation between the level of physical activity as measured by accelerometer and the Harris Hip Score”.

La tesis del doctor Alejandro Álvarez Llanas, traumatólogo en el Hospital Arnau de Vilanova y profesor de Fisioterapia del CEU-UCH, ha sido dirigida por los también profesores de los Grados en Medicina y Fisioterapia del CEU-UCH Juan Francisco Lisón y Julio Doménech, jefe del Servicio de Traumatología del Arnau, contando con la colaboración del profesor del Departamento de Ciencias Biomédicas Francisco Bosch en la parte del estudio publicada en Hip International. El tribunal evaluador, que ha otorgado la máxima calificación a la tesis del doctor Álvarez Llanas, ha estado formado por los doctores Francisco Baixauli, jefe del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital La Fe; Antonio Silvestre, jefe del Servicio de Traumatología del Hospital Clínico de Valencia; y José Vicente Amaya, jefe de la Sección de Traumatología Oncológica en La Fe y también profesor del CEU.

Más información sobre el artículo “Correlation between the level of physical activity as measured by accelerometer and the Harris Hip Score”, en le revista médica Hip International.
DOI:10.5301/hipint.5000245

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Investigación universitariaUniversidades de la Comunidad Valenciana

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed