UNIVERSIDAD DE BARCELONA

VI Jornadas Ambientales, organizadas por la Universidad de Barcelona, Bodegas Torres y el meteorólogo Tomàs Molina

– El Conseller de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya Josep Rull inaugura el certamen al que asisten más de 150 personas

– Los ponentes coinciden en que la energía fotovoltaica es la solución disponible, rápida y eficaz para combatir el cambio climático

– Endesa se muestra a favor del autoconsumo y las inversiones en renovables

La importancia de la energía solar en la industria y los hogares y porqué es tan difícil implantarla en España han centrado el debate de las VI Jornadas Ambientales promovidas por la Universidad de Barcelona, Bodegas Torres y el meteorólogo Tomàs Molina, que se han celebrado este miércoles, 31 de mayo, en Barcelona. La docena de expertos participantes, procedentes de la administración, asociaciones, empresas y medios de comunicación, han coincidido en que la implantación de un nuevo modelo energético limpio y sostenible es no solo urgente y necesario, sino viable desde un punto de vista económico, social y ambiental y que, en la lucha contra el cambio climático, la energía solar es la solución más rápida y eficaz.

“Nos tendría que ofender que países con un nivel de insolación muy inferior al nuestro hayan hecho un despliegue de fotovoltaicas que no se ha llevado a cabo en el estado español. Las renovables son parte inexorable de nuestro futuro; solo España se resiste a creérselo”, ha criticado el Conseller de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, Josep Rull, que ha inaugurado el certamen frente a unas 150 personas, junto a Joan Elias, rector de la Universidad de Barcelona, Miguel A. Torres, presidente de Bodegas Torres y Tomàs Molina, director científico de las Jornadas.

Rull ha cualificado de “incomprensible” lo que está pasando en España con las renovables y ha anunciado que “Catalunya está ultimando la ley del cambio climático, que será la primera en España y en Europa y que establecerá como objetivos reducir las emisiones de CO2 en un 40% e incrementar el uso de energías renovables en Catalunya en un 30% hasta el 2030”.

Miguel A. Torres ha lamentado que aún no se esté actuando de forma categórica en la lucha contra el cambio climático ni se apueste claramente por las energías renovables. “Hay que manifestarse contra esta irracionalidad, los políticos –quizás tarde y en contra de su voluntad-, tendrán que aceptarlo”.

Que el despliegue de las renovables depende sobre todo de la voluntad política es una opinión que han manifestado muchos de los ponentes, a pesar de que se esté avanzando en esta materia según los representantes de la administración presentes en la jornada, y así lo ha recalcado José Luis Gallego, naturalista y divulgador ambiental, en las conclusiones de las Jornadas. “No se trata de un reto técnico. La energía limpia ha llegado para quedarse: la transición energética hacia un nuevo modelo energético limpio es imparable”, ha asegurado Gallego.

Los avances administrativos en materia de renovables

Ferran Tarradellas, responsable de la política energética europea para España, ha asegurado que “la política de descarbonización es viable” y que “se ha convertido en horizontal y holística para el conjunto de planes de la Unión Europea, con acciones y políticas concretas”. Los objetivos que se ha marcado la UE son, como los anunciados por el Conseller Rull, alcanzar la producción del 27% de la energía con renovables y disminuir en 40% las emisiones de CO2 en 2030, en comparación con los niveles del 1990.

A nivel local, en Barcelona, el consistorio ha desplegado el Programa de Impulso a la Generación Solar, que supondrá incorporar más de 3,5 MWp de potencia instalada en fotovoltaica. Cristina Castells, directora de Energía y Calidad Ambiental del Ayuntamiento de Barcelona, ha explicado cómo pretenden cotidianizar la autoproducción de energía solar con acciones tanto a nivel de ayuntamiento como a nivel de ciudadanía, instalando placas en tejados y cubiertas particulares y municipales y espacios públicos.

De la presentación del caso de éxito se ha encargado Peter Droege, presidente de la Asociación Europea por las energías renovables y director del Instituto de Desarrollo Estratégico de Liechtenstein, quien ha explicado el caso alemán. Droege ha destacado el amplio apoyo social que tiene la energía solar en Alemania y las facilidades para el autoconsumo: en Alemania, se garantiza el pago del excedente eléctrico generado en los hogares que se inyecta a la red pública durante 20 años.

Las contradicciones del modelo energético español

En España, en cambio, “el excedente generado se pierde o se vuelca a la red sin contraprestación”, ha señalado Òscar Gómez, socio de Solar Profit y fundador de la Asociación Española de Autoconsumidores. Gómez ha lamentado también la excesiva burocracia, la incertidumbre del impuesto al sol y la lentitud de las compañías eléctricas responsables de los trámites. Pero a pesar de las dificultades, el autoconsumo es una apuesta de futuro. Eduardo Moreda, subdirector de Regulación de Generación, Mercado y Gas de Endesa, ha asegurado que la eléctrica está a favor del autoconsumo y de las energías renovables, en las que está invirtiendo.

Las voces más críticas con las políticas energéticas han sido la del presidente de la Fundación Renovables, Domingo Jiménez Beltrán, quien ha reclamado una Europa más ambiciosa: “si en 2050 queremos un 95% de la energía procedente de fuentes renovables, los objetivos fijados para 2030 se quedan cortos”. Según Jiménez, “las energías renovables no son solo oportunas porque se están agotando las fósiles, sino porque son mejores” y ha señalado que “lo que dificulta el progreso sostenible es la cercanía entre los poderes políticos y los poderes económicos”.

También Aida Vila, miembro de Greenpeace y responsable de la campaña del clima por las Naciones Unidas en el Convenio Marco por el Cambio Climático, ha denunciado esta proximidad entre los políticos y las grandes eléctricas y la resistencia al cambio de estas compañías, “que pretenden seguir rentabilizando sus activos en centrales térmicas y nucleares”.

Especialmente escéptico con el gobierno se ha mostrado el periodista Antonio Cerrillo, que se ha cuestionado si “el gobierno español es en el fondo negacionista del cambio climático, porque de una manera sutil, pausada, tranquila pero diaria, evita encauzar la transición hacia las renovables”.

Falta de planificación y seguridad jurídica

Durante la jornada, se ha puesto de manifiesto que uno de los grandes problemas actuales para la apuesta de empresarios y particulares por las energías renovables es la falta de seguridad jurídica en el sector de las renovables en España, que ha afectado dramáticamente a la economía y la vida de inversores particulares y que está frenando la transición hacia un modelo energético más sostenible. “El desarrollo fotovoltaico no ha sido ordenado ni planificado”, ha apuntado José Mª González Moya, director general de APPA, asociación de empresas de energías renovables. “Y ahora llevamos casi 3 años sin avanzar, a pesar de que la energía fotovoltaica está llamada a ser la energía del futuro”, ha añadido Moya.

Dramático es el caso de César Vea, autor de un cortometraje que denuncia esta inseguridad jurídica. “En 2007 confié en los gobiernos de este país, invertí en renovables y me cambiaron las reglas del juego a mitad del partido. Me siento estafado, humillado y arruinado”, ha explicado Vea. Es una de las 60.000 familias afectadas a las que Piet Holtrop, abogado referente en el sector de las energías renovables, ha lanzado un mensaje alentador: “se pueden alcanzar sentencias firmes favorables gracias a la tutela judicial efectiva, recogida en el artículo 24 de la Constitución Española”.

IV Premio Torres & Earth a la Innovación Medioambiental

En el marco de las Jornadas Ambientales, se ha entregado el ‘IV Premio Torres & Earth a la Innovación Medioambiental’, que ha recaído en el estudio “Invernaderos integrados en el tejado” de tres doctorantes del ICTA-Universidad Autónoma de Barcelona, Mireia Ercilla, Perla Zambrano y Ana Mª Manríquez. Este certamen tiene el objetivo de dar a conocer y premiar los proyectos, experiencias e iniciativas de los estudiantes y grupos científicos que velan por la preservación del medioambiente. En la edición de este año, se han presentado 16 trabajos, que han sido expuestos y votados por los asistentes a la jornada y el comité asesor.