UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

La entidad universitaria cierra un acuerdo de colaboración con una de las canteras más prometedoras del fútbol sala malagueño en una apuesta decidida por la formación de jóvenes talentos

El Colegio Los Olivos de Málaga y el CD UMA Antequera firman un acuerdo de filialidad con el objetivo de trabajar juntos en la formación de la nueva ornada de jóvenes promesas de la ciudad y provincia. Ambos clubes se caracterizan por el exhaustivo cuidado del talento de los jugadores de fútbol sala desde la edad más temprana. El conjunto entrenado por Manuel Luiggi “Moli” cuenta con una plantilla de profesionales del más alto nivel que compagina la actividad deportiva con la universitaria; y desde el centro escolar de la capital de la Costa del Sol, se mantiene una visión similar de la implantación en los estudiantes de un juego trepidante.

Las bases de la creación de un filial en el cuadro antequerano se centran en unir el proyecto educativo de Los Olivos con el de la Universidad a través del fútbol sala. Se abren dos vías. Una de entrada tanto de jugadores como alumnos al organigrama universitario, mientras que los escolares disponen de una salida deportiva y formativa tras finalizar el Bachillerato. “La idea del acuerdo surgió de una conversación con Pedro Montiel. Nosotros podemos ofrecer una estructura sólida de equipos de fútbol sala desde la categoría prebenjamin hasta juvenil. Por su parte, el CD UMA Antequera nos aporta a nuestros alumnos un futuro educativo y deportivo de élite.”, resalta Daniel Joda.

Una de las principales vías de conexión con la primera plantilla dirigida por Manuel Luiggi “Moli” será el equipo juvenil, que cada fin de semana competirá a nivel provincial. Los jugadores de este bloque contarán con oportunidades del técnico malagueño para entrenar en las instalaciones del Pabellón Universitario, formar parte de alguna convocatoria durante la competición liguera en Segunda División o incluso debutar en la categoría de plata de la Liga Nacional de Fútbol Sala. Daniel, coordinador del Colegio de Los Olivos en esta área, especifica la función del filial. “Hemos planteado dos sesiones de entrenamiento para no sobrecargar a los chicos que estén alternando con el primer equipo, porque la idea principal es que estén en cualquier momento a disposición de Moli”.

Crispi, el miembro más veterano y capitán del cuadro universitario, se encarga de dirigir al Alevín A, lo que supone un sólido lazo de unión en el trayecto hacia la creación de una cantera prometedora. Los chicos de Málaga y la provincia dispondrán de una oportunidad única para cubrir todas las necesidades tanto educativas como deportivas. Primero, cada uno de ellos debe completar la etapa escolar y, posteriormente, dar el salto a la Universidad y a un conjunto que cuenta con el reconocimiento nacional a una apuesta decidida por la formación de la base. La entidad presidida por Pedro Montiel afronta otro paso en firme con la inclusión de este nuevo filial en una estructura referente para el resto de clubes.