UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALENCIA

El abogado y político Adolfo Suárez Illana ha catalogado en la conferencia de uno de los cursos de verano de la Universidad Católica de Valencia (UCV) de “aberrante” la Ley de Memoria Histórica puesto que “lo único que pretende es remarcar que hay alguien que tiene una superioridad moral para reclamar cuentas”.

Suárez Illana, que es el responsable de la escuela de formación para la vida pública y política de la Cátedra Tomás Moro de la UCV, ha impartido una ponencia sobre la Transición española, “que nos ha enseñado que no se trata de estar de acuerdo en todo sino en lo fundamental, que es una sola cosa: la voluntad profunda de convivir en libertad”.

El ponente, que llegó a ser candidato a la presidencia de Castilla la Mancha y que ejerce como portavoz público de su familia, ha afirmado también que “en política es una estupidez supina renunciar a lo que ya han descubierto para poder desde ahí seguir construyendo. No es inteligente renunciar a todo lo que se ha hecho y empezar desde de cero”.

En este sentido, ha reivindicado la Constitución Española de 1978, “que ha facilitado los instrumentos de una moderna monarquía parlamentaria. Su aprobación supuso dos años de vértigo y dificultades pero los problemas se abordaron desde la necesidad de su resolución y no desde las exigencias personales”. Así, ha aplaudido “las imperfecciones y lagunas de la única constitución que nos ha traído 40 años de paz y prosperidad compartida”.

“El perdón, el abrazo, que se dan en la Transición las dos Españas no está fundamentado en el olvido ni el desprecio; se lo dan quienes mataron y murieron en el recuerdo de lo que hicieron porque no querían ni volver a matar ni a morir. Ésta es la esencia de la Transición y el único consenso necesario que tenemos que mantener”, ha concluido el político.

Suárez Illana ha sido presentado por el cardenal arzobispo de Valencia Antonio Cañizares, gran canciller de la UCV.