UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALENCIA

Marta Durán, directora del Centro de Referencia Estatal de Atención Psicosocial, y Sergio Lacámara, responsable del área de gestión del conocimiento de este mismo centro, han participado en el Curso de Verano de Psicología de la Universidad Católica de Valencia (UCV) sobre trastornos mentales graves, en el que han alertado sobre el aumento de la prevalencia de estas patologías por la “complejidad de la sociedad actual”.

Entre las enfermedades mentales graves que más prevalencia tienen en la actualidad, Duran y Lacámara han destacado dos: los trastornos de ansiedad y los trastornos depresivos.

“La velocidad y la sobredosis de información, entre muchas otras factores, hace que los espacios se vuelvan cada vez más difusos, y esto afecta a cómo el individuo gestiona su propia salud mental”, han añadido.

En este punto, los expertos han matizado que “en determinadas patologías no es que haya más prevalencia, sino que, ya que cada vez más personas acceden antes a los servicios, estas se conocen antes, y se conocen más”.

Duran y Lacámara han echado la vista atrás y han recordado que “hasta hace no demasiados años, muchas personas que tenían una enfermedad mental grave, estaban recluidas en sus casas”. “Algo que, afortunadamente, está dejando de pasar”, se han felicitado.

Sin embargo, los ponentes han lamentado que “sigue habiendo un componente histórico negativo ante las ante los trastornos mentales graves que tiene mucho peso en la sociedad”.

“Se ha avanzado mucho en legislación -sobre todo a través de la reforma psiquiátrica que empezó a reconocer la enfermedad mental como una enfermedad más- y se ha evolucionado mucho en los tratamientos tanto psicosociales como farmacológicos. Pero sigue existiendo una deuda del trabajo en la sociedad acerca de informar de lo que es una enfermedad mental, las consecuencias que puede traer, cómo prevenirla, y las posibilidades que hay de tratarla”, han apuntado.

IMPORTANCIA DE TRABAJAR CON EVIDENCIAS EN LOS PROCESOS DE ATENCIÓN

En su intervención, Durán y Lacámara han aportado una visión global del proceso de atención a las personas con enfermedad mental grave, pero, sobre todo, de las nuevas metodologías y de la importancia de trabajar con evidencias en los procesos de atención.

Así, han analizado el modelo de la asistencia sanitaria basada en la evidencia que intenta aplicar la lógica científica a la atención psicosocial.

“Consiste en cinco pasos, por un lado formular una pregunta, a continuación buscar evidencias, y evaluar esas evidencias, después aplicar la intervención, y finalmente se realizar una valoración. La base del modelo es la evaluación continua, y la mejora continua”, han especificado.

En la jornada también ha participado Imanol Asensio, Psicólogo de la Asociación de ayuda a personas con enfermedad mental de la Comunidad Valenciana que ha disertado sobre trastorno mental grave y patología dual.