UNIVERSIDAD DE LEÓN

La investigadora cubana Mayrim Vega Hernández realizó recientemente una estancia en la ULE en el marco del programa impulsado por el Campus E3

Un grupo de la Universidad de León (ULE), dirigido por la profesora Mª Carmen Requena Hernández, trabaja para impulsar la investigación sobre el envejecimiento cerebraL con el objetivo de conocer mejor el estudio del desarrollo humano a lo largo del ciclo vital, de cara a desarrollar tratamientos preventivos para el bienestar en las personas mayores. En este contexto, y gracias al programa de ayudas para investigadores visitantes del Campus de Excelencia Triangular E3, la investigadora Mayrim Vega Hernández, licenciada en Matemáticas y Máster en Neuroestadística, se incorporó recientemente al grupo de la ULE denominado ‘Envejecimiento, neurociencia y lógica aplicada’ (GENLA), procedente del Centro de Neurociencias de Cuba, y desarrolló una estancia de investigación del 29 de mayo a 16 de junio.

En ese periodo la investigadora visitante diseñó, programó e implementó en el laboratorio una ‘toolbox’ o grupo de herramientas específicas de desarrollo informático para el Equipo de Neuronic del ‘LAB-EEG-Ciclo Vital’. Hay que indicar que se trata de un laboratorio que cuenta con un equipamiento para análisis y registros de EEG (electroencefalogramas) y localización de fuentes cerebrales, desarrollado por el Centro de Neurociencias de Cuba, del que procede la investigadora invitada.

La ‘toolbox’ es capaz de llevar a cabo diferentes funciones que permiten analizar datos descriptivos y comparativos y localización de fuentes. El empleo de este tipo de análisis va a mejora el impacto de las publicaciones resultantes del proyecto sobre las ‘Bases neurales de la deducción elemental y su cambio con la edad’, que actualmente está desarrollando el grupo de investigación GENLA de la ULE.

INCORPORACIÓN DE LA ULE A UNA RED COLABORATIVA CON OTRAS UNIVERSIDADES

Además, la investigadora Mayrim Vega impulsó una red colaborativa con las Universidades de Roma y Rijksuniversiteit de Gante, que están especializadas en nuevas medidas de conectividad cerebral. El desarrollo de un modelo matemático para análisis de conectividad, a partir de la estancia de la joven cubana en la ULE, ha hecho posible que la institución académica leonesa se haya incorporado a esa iniciativa, por lo que ahora tiene la oportunidad de testar los programas y participar en los experimentos.

Todas estas tareas han permitido enriquecer las metodologías neuroestadísticas empleadas en los trabajos en curso por el grupo de investigación receptor, y de este modo mejorar la excelencia en los estándares de solidez y significatividad en el ámbito del estudio de la imagen eléctrica cerebral.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Investigación universitariaUniversidades de Castilla León

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed