UNIVERSIDAD DE LEÓN

Cerca de 15.000 personas han participado en las actividades impulsadas desde el Servicio de Colecciones Zoológicas de la ULE desde su apertura en 2008

El Servicio de Colecciones Zoológicas (CZULE) de la Universidad de León (ULE) cumplirá el próximo mes de febrero diez años de funcionamiento y a lo largo de esta década ha impulsado numerosas actividades en las que han participado cerca de 15.000 personas. Este año, en colaboración con la Fundación General de la Universidad y de la Empresa (FGULEM), el Museo de la Fauna Salvaje y la Facultad de Ciencias Biológicas y Ambientales, ha diseñado una programación estable de exposiciones y talleres de Educación Ambiental. En ellos, mediante distintas actividades, se podrá conocer la biodiversidad del planeta y tomar conciencia sobre la necesidad de equilibrar la balanza entre los recursos que se obtienen de la Tierra y su capacidad de regeneración.

A través de esta nueva edición de Bioespacios de la ULE, se pretende dar a conocer los problemas ambientales y sus soluciones, y fomentar hábitos y costumbres responsables con el uso de unos recursos naturales limitados. Las salas expositivas ubicadas en los edificios del Centro de Idiomas de la ULE (Jardín de San Francisco s/n) y la Facultad de Ciencias Biológicas y Ambientales en el Campus de Vegazana, albergarán el importante patrimonio natural de la ULE, procedente de cesiones del Museo de la Fauna Salvaje de Valdehuesa y de los fondos propios del servicio de Colecciones de la ULE así como del Área de Zoología y Antropología Física.

Las actividades diseñadas desde el CZULE han sido estructuradas en cinco grandes bloques: ‘Biodiversidad y sostenibilidad’, ‘Tiburones, los grandes desconocidos’, ‘Detectives de la naturaleza’, ‘Talleres de Anatomía comparada’, y ‘Especies Invasoras y Amenazadas’. Aunque los responsables de CZULE presentarán a finales de este mes, el programa de forma detallada y con novedades complementarias a la oferta educativa, las entidades educativas, centros de enseñanza, asociaciones, colectivos sociales y particulares ya pueden reservar su fecha de participación desde este momento.

A este respecto, es importante concretar que las visitas y los talleres se harán en grupos con un mínimo de diez personas. El horario abarca de lunes a viernes de 9 a 14 y de 16 a 20 horas, y sábados de 9 a 14 horas. El precio del taller básico con visita guiada (duración de 90 minutos) a las exposiciones es de 4€ por participantes. De todas formas, los organizadores están dispuestos a diseñar exposiciones y actividades a medida para las instituciones o colectivos que lo demanden, cuyo precio variará con respecto al taller básico, teniendo en cuenta la duración, la complejidad del taller y el número de monitores a impartirlo.

El programa incluye, entre otras propuestas de interés, la posibilidad de adentrarse en el universo de los tiburones para descubrir los problemas que tiene su conservación, y de reconocer las huellas, señales y sonidos que dejan o emiten los animales. Además, se estudiarán sus adaptaciones a los distintos ambientes en que viven y se hablará sobre especies invasoras y amenazadas, además de incidir en cómo prevenir su introducción o evitar la extinción de otras.

La nueva edición de Bioespacios ULE ofrece un año más un amplio abanico de propuestas de aprendizaje en la conservación de la biodiversidad y en el desarrollo sostenible, puesto que las visitas guiadas serán también participativas porque están planteadas para hacer reflexionar mientras se realizan actividades lúdicas y educativas adaptadas a cada tipo de público y edad.

Desde su apertura en febrero de 2008 hasta el pasado mes de julio, el CZULE ha diseñado y programado más de 40 actividades y ha registrado la participación de cerca de 15.000 personas, procedentes en su mayoría de colegios e institutos de Educación Secundaria aunque también han colaborado con organizaciones sociales y asociaciones de otros colectivos.

Entre esas actividades destacan el taller ‘Operación Golondrina’ que organizó en el mes de abril en el que participaron personas mayores adscritas al Programa de Acercamiento Intergeneracional de la ULE, dependiente del Vicerrectorado de Responsabilidad Social, Cultura y Deportes. Un taller que forma parte de la campaña ‘Hazme un hueco’ impulsada por la Facultad, en la que también colabora el Ayuntamiento de León, que pretende dar a conocer la biodiversidad y contribuir a la recuperación de especies en riesgo de desaparecer de la ciudad por falta de lugares de nidificación y refugio. Otra de las iniciativas del pasado curso fue la organización de un Senso-Safari para veinte estudiantes de Enseñanza Secundaria con algún tipo de discapacidad que visitaron la Universidad de León en julio dentro del ‘Campus Inclusivo. Campus sin Límites’ de Castilla y León, programa impulsado desde el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en colaboración con las fundaciones ONCE y Repsol.