UNIVERSITAT DE VALENCIA

Un estudio en el que han participado la Universitat de València, diferentes hospitales, FISABIO y el Instituto de Salud Carlos III ha caracterizado en el ámbito de la Comunidad Valenciana cuáles son los principales tipos del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) existentes, así como cuáles son los principales grupos de riesgo de la epidemia de infecciones. El trabajo se ha publicado hoy en la revista Scientific Reports y está basado en muestras obtenidas entre los años 2004 y 2014 en hospitales y UPSI valencianos.

“La mayoría de los casos estudiados corresponden a grupos o cadenas de transmisión de la misma Comunidad Valenciana, hecho que demuestra la importancia de las transmisiones locales”, ha destacado Fernando González, catedrático de Genética de la Universitat de València, coordinador del trabajo e investigador de FISABIO (Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunidad Valenciana).

La investigación pone de manifiesto que el 57% de las infecciones corresponden a grupos de transmisión de la Comunitat Valenciana y en los que predominan las infecciones de hombres de origen español y que mantienen relaciones sexuales sin protección con hombres. Además, se demuestra que los subtipos no-B descritos en el ámbito valenciano afectan principalmente a personas heterosexuales y de origen extranjero. También, aunque con menor incidencia, entre las personas afectadas por el subtipo B se encuentran usuarios de drogas administradas por vía intravenosa.

Además, el estudio también describe un incremento sostenido de las infecciones tipo no-B (más del 15%), como consecuencia de los flujos de personas, como la inmigración y el turismo, que se han confirmado también anteriormente en otras regiones de España como la Comunidad de Madrid. En cuanto al tipo B de la VIH, en concordancia con los datos existentes a nivel europeo, también es el prevalente en la mayoría de los países occidentales. Por esta razón, éste es el tipo más estudiado y para el cual se conocen mejor las mutaciones del virus que pueden provocar resistencias a los fármacos antirretrovirales.

La novedad que aporta este estudio, «The molecular epidemiology of HIV-1 in the Comunidad Valenciana (Spain): analysis of transmission clústers», es que se ha realizado a partir del análisis de la información genética del virus de 1.804 muestras contenidas en seis hospitales y UPSIs (Unidades de Prevención del SIDA y otros ITS), a diferencia de otros trabajos basados en entrevistas. Las muestras se han generado en un periodo que va entre mediados de la década del 2000 a principios del año 2014.

Esta metodología tiene como objetivo diseñar la mejor terapia antiviral para cada persona infectada y se combina con datos epidemiológicos y clínicos dentro de un programa de vigilancia epidemiológica de la infección por el VIH, buscando una caracterización más detallada y precisa de la epidemia de VIH en la Comunidad Valenciana.

Esta investigación es relevante, según Fernando González, “por la mayor resolución y detalle que aporta a la vigilancia de la infección por el virus, describiendo y cuantificando la existencia de grupos de transmisión del mismo, y permite diseñar e implementar programas de información y control dirigidos a grupos más expuestos a las infecciones”. El trabajo, además, incide en que los resultados obtenidos “deben de ser útiles para establecer y reforzar las medidas preventivas en determinados grupos de riesgo”.

Investigación

Esta investigación ha sido financiada por los ministerios de Economía y Competitividad, de Sanidad y Consumo, y por el de Cultura y Deporte, además de por el programa PROMETEO (Generalitat Valenciana) para grupos de investigación de excelencia.

Artículo:

Patiño-Galindo et al. (2017) «The molecular epidemiology of HIV-1 in the Comunidad Valenciana (Spain): analysis of transmission clústers». Sci. Rep. 7, 11584. (http://www.nature.com/articles/s41598-017-10286-1)