UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

Todas las colecciones salmantinas presentadas a la convocatoria obtuvieron el certificado

Salamanca se convierte en la universidad más reconocida junto a las del País Vasco y Sevilla y el Centro de Investigaciones Sociológicas

Cuatro colecciones de Ediciones Universidad de Salamanca han sido reconocidas con el sello de Calidad en Edición Académica-Academic Publishing Quality (CEA-APQ), una iniciativa, pionera en Europa, cuyo objetivo es destacar las mejores prácticas dentro de la edición universitaria española y convertirse en un signo distintivo que, tanto las agencias de evaluación de la actividad investigadora como la comunidad académica y científica, puedan identificar fácilmente. Pretende igualmente ser una vía para promover y estimular la calidad en la edición académica.

Ediciones USAL se convierte de esta forma en la editorial universitaria más galardonada de esta primera edición, junto a las de las universidades del País Vasco y Sevilla y al Centro de Investigaciones Sociológicas, al haber superado favorablemente las cuatro colecciones presentadas los requisitos de calidad informativa, política editorial, procesos editoriales, reputación y prestigio que la certificación exige. Otras 25 colecciones han logrado el mismo reconocimiento, entregado el pasado jueves en Madrid.

Para la Universidad de Salamanca ha supuesto “una enorme satisfacción participar y recibir cuatro sellos de calidad, tantos como colecciones presentadas” en esta iniciativa promovida por la Unión de Editoriales Universitarias Españolas (UNE) y avalada por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), según reconoció Juan Manuel Corchado para quien las colecciones premiadas son “un claro exponente de la política editorial que desde hacer ya muchos años se viene llevando a cabo en Ediciones Universidad de Salamanca”. El vicerrector, que compareció ante los medios de comunicación acompañado por el director del Servicio de Publicaciones, Eduardo Azofra, también destacó que la obtención de este sello “servirá para reducir la dependencia que los investigadores de este y otros países tenemos de editoriales internacionales y privadas que más que servir a sus cometidos originales se han convertido en meros especuladores en un mundo en el que la promoción curricular parece haberse desenfocado en muchos casos”.

Las colecciones

La colección Estudios Filológicos, de la que hasta la fecha más títulos se han editado (un total de 344 a lo largo de sus 71 años de historia), está dirigida por Inés Fernández-Ordóñez, miembro de la Real Academia Española y catedrática de la Universidad Autónoma de Madrid. Tiene como objetivo dar cabida a estudios lingüísticos y literarios en el marco de las diferentes áreas filológicas (indoeuropea, clásica, hispánica, francesa, inglesa, italiana, alemana, etc.), habiendo obtenido un gran impacto y prestigio con algunas de las obras publicadas.

En el caso de la colección de Estudios Históricos & Geográficos dirigida por el catedrático Ricardo Robledo, de la Universidad Pompeu Fabra, alcanza los 162 títulos en el mismo periodo activo, pues también se puso en marcha en 1945. Creada con el fin de dar cabida a trabajos científicos rigurosos referidos a conceptos históricos y geográficos muy amplios, esta colección ha sabido evolucionar siguiendo las sucesivas renovaciones llevadas a cabo en la historiografía europea y mundial desde los años 70 del siglo XX.

Por su parte, la colección Obras de Referencia, dirigida por el catedrático y académico de la Real Academia Española José Antonio Pascual, fue creada en 1984 y cuenta ya con 39 títulos publicados. Obras de Referencia nació con el deseo de editar publicaciones de consulta, “guías fundamentales para el acceso a los datos, para facilitar su interpretación y permitir relacionarlos en distintas disciplinas científicas, particularmente las Humanidades”. Busca convertirse en una ayuda para los investigadores no solo en su campo de conocimiento sino en aquellos otros que puedan servirle de apoyo en su trabajo.

La última de las colecciones premiadas, Textos Recuperados, está dirigida por el catedrático Pedro Cátedra, director del Instituto de Estudios Medievales y Renacentistas de la Universidad de Salamanca. Desde que en 1990 viera la luz ha publicado 33 títulos con la finalidad de cubrir un vacío editorial: la publicación de obras inéditas o necesitadas de revisión ecdótica. A juicio de los expertos, “la presentación en esta colección de un texto crítico, con su correspondiente anotación filológica y aparato de variantes, ofrece un discurso depurado y respetuoso con la letra y espíritu originales, que permite reconstruir, en lo posible, el contexto intelectual, vital, en los que la obra se imbrica”.