UNIVERSIDAD DE BARCELONA

Un estudio liderado por la Universidad de Barcelona ha descubierto que las lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) pueden provocar un empeoramiento de la resistencia a la insulina, un trastorno que favorece el desarrollo de la diabetes de tipo 2. Según los investigadores, estos resultados obtenidos en ratones sugieren que el incremento de las VLDL —las partículas encargadas de transportar lípidos como los triglicéridos en la sangre— puede favorecer la resistencia a la insulina, y por tanto, incrementar el riesgo de padecer este tipo de diabetes.

El trabajo, publicado en la revista científica Diabetologia, ha sido dirigido por el grupo de Manuel Vázquez Carrera, investigador de la Unidad de Farmacología y Farmacognosia del Departamento de Farmacología, Toxicología y Química Terapéutica y del Instituto de Biomedicina (IBUB) de la UB, y miembro del CIBER de Diabetes y Enfermedades Metabólicas (CIBERDEM). También han participado investigadores del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la UB, el Instituto de Investigaciones Biomédicas Sant Pau y la Universidad de Connecticut.

La insulina es una hormona producida por el páncreas que ayuda a que la glucosa que proviene de los alimentos entre en las células para obtener energía. La resistencia a la insulina es una condición en la que las cantidades normales de esta hormona son insuficientes para cumplir su función. Esta situación puede llegar a provocar la diabetes de tipo 2, una enfermedad crónica que mal controlada puede causar problemas de circulación, en el corazón, en los ojos, en los riñones y en otros órganos.

Estudio con células musculares de ratones

El trabajo se ha realizado con células musculares de ratones, que forman parte del tejido que más glucosa utiliza en respuesta a la acción de la insulina, con el objetivo de comprobar el impacto del aumento de las VLDL en la resistencia a esta hormona. «Hasta ahora sabíamos que la resistencia a la insulina provoca dislipemia aterogénica, que se inicia con un aumento de las VLDL —y por tanto de triglicéridos— que acaba provocando una reducción del colesterol HDL y de las partículas de colesterol LDL más pequeñas y densas que se asocian a un aumento del riesgo de padecer enfermedad cardiovascular. En cambio, se desconocía cuál era el efecto de las VLDL en la resistencia a la insulina», explica Manuel Vázquez Carrera.

Los resultados muestran que las VLDL pueden provocar un incremento de la resistencia a la insulina, que precede y predice el desarrollo de diabetes de tipo 2. «Estas lipoproteínas —prosigue el investigador— incrementan un proceso conocido como estrés del retículo endoplasmático, que favorece la inflamación y la resistencia a la insulina. También hemos demostrado que el componente de las VLDL que favorece estos procesos sería una apoproteína que forma parte de las VLDL, la ApoCIII».

Reducir los triglicéridos

Según los investigadores, este estudio muestra la necesidad de prestar más atención al incremento de los triglicéridos en los pacientes diabéticos y abre la puerta al diseño de tratamientos más agresivos para reducirlos. «Dado que estos resultados parecen indicar que los triglicéridos son otro factor que puede contribuir a provocar resistencia a la insulina y diabetes de tipo 2, un mejor control de las VLDL y los triglicéridos podría ser una terapia adecuada para reducir el riesgo de padecer esta enfermedad», señala Manuel Vázquez.

El siguiente objetivo del grupo es demostrar en pacientes que esta estrategia dirigida a reducir de forma agresiva los triglicéridos es capaz de retrasar o prevenir el desarrollo de la resistencia a la insulina y la diabetes de tipo 2.

Referencia del artículo:

G. Botteri, M. Montori, A. Gumà, J. Pizarro, L. Cedó, J. C. Escolà-Gil, D. Li, E. Barroso, X. Palomer, A. B. Kohan, M. Vázquez-Carrera. «VLDL and apolipoprotein CIII induce ER stress and inflammation and attenuate insulin signalling via Toll-like receptor 2 in mouse skeletal muscle cells». Diabetologia, agosto de 2017. Doi: https://doi.org/10.1007/s00125-017-4401-5