UNIVERSIDAD DE LA RIOJA

Investigadores de 12 países participan en Logroño en la novena reunión internacional sobre el genoma de la araña roja, el ácaro Tetranychus urticae, una de las más importantes plagas de la agricultura mundial.

El Centro Cultural IberCaja de Logroño está acogiendo las sesiones de esta reunión científica organizada por Miodrag Grbic, profesor visitante de la Universidad de la Rioja e investigador del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV). En ellas se están presentando los últimos avances para el control de esta plaga mediante estrategias sostenibles ambientalmente.

Este ácaro es un polífago extremo, que ataca más de 1.100 especies de plantas incluyendo más de 150 cultivos agrícolas como maíz, soja, manzana, pera, vid, tomate, pepino y pimiento. Además, esta plaga rompe récords en el desarrollo de resistencia a plaguicidas y acaricidas que aparecen entre 2 y 4 años después de la introducción de nuevos productos.

Como resultado del calentamiento global esta plaga está aumentando su presencia y se adapta a nuevas especies de cultivo, incluyendo la vid. Por todo ello, los estudios científicos no dudan en considerarla como una plaga de “alto riesgo”.

En esta reunión, equipos internacionales de Canadá, Brasil, Bélgica, Francia, Dinamarca, Grecia, Holanda, Portugal, Alemania, Reino Unido, España, Japón presentarán nuevos datos sobre la secuencia de su genoma que pueden permitir desarrollar estrategias sostenibles para su control, basadas en la detección de puntos débiles en su genoma.

Este año se presentará el avance en el conocimiento del genoma de este ácaro gracias a la aplicación de nuevos métodos de secuenciación como el Oxford Nanopore long-range sequencing, que ha permitido desarrollar una de las mejores anotaciones conocidas para el genoma de una plaga agrícola.

Esta estrategia permite identificar hasta 18500 dianas en el genoma del ácaro que pueden servir para su control. En este sentido el grupo de Grbic ha desarrollado una plataforma para silenciar la expresión de sus genes mediante estrategias de interferencia de RNA.

El consorcio presentará también los primeros resultados que pueden contribuir al control de la plaga mediante el uso de metabolitos secundarios de plantas como el tomate o la fresa, que pueden ser tóxicos para los ácaros. Así mismo, investigadores japoneses presentarán las posibilidades del uso de la radiación ultravioleta como estrategia sostenible de control.

La secuenciación del genoma de la araña roja fue liderada por el grupo canadiense del profesor Miodrag Grbic y se inició hace ahora ocho años con una primera reunión sobre este ácaro que se celebró en Logroño en 2009. El primer resultado fue la publicación de su genoma en 2011 como fruto de la colaboración entre la Universidad de Western Ontario, en Canadá, y el ICVV y la Universidad de la Rioja, en España, entre otros. Además de los métodos de control de esta plaga, también ha desarrollo una colaboración entre Canadá y España que estudia las características de la seda de un ácaro endémico, presente en La Rioja, con propiedades de nano-material natural con posible aplicación en biomedicina, agricultura y cosmética.

La reunión, que tendrá lugar en La Rioja, anticipará una conferencia del consorcio Genomite, adjudicatario de un proyecto Europeo ERANET+, que con un presupuesto de 2,7 millones de euros, incluye equipos de Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Bélgica, España y Chipre que trabajan en la lucha contra esa plaga en un contexto de cambio climático.