UNIVERSIDAD DE EXTREMADURA

La Clínica Podológica de la UEx espera recibir durante el próximo mes a unos 800 escolares de Plasencia, de entre 6 y 7 años, durante sus terceras Jornadas de Prevención Podológica Infantil

La podología pediátrica es una especialidad médica que se encarga de la prevención y tratamiento de las afecciones y deformidades de los pies durante la infancia. Es una disciplina médica a la que se le presta poco interés, pensando erróneamente que las alteraciones que puedan darse a edades tempranas se corregirán espontáneamente con el crecimiento. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de las patologías que se instauran en el periodo de crecimiento, si no se diagnostican de forma temprana, pueden evolucionar como daños irreversibles en la edad adulta. Así, aprovechando el comienzo del curso, la Clínica Podológica de la Universidad de Extremadura vuelve a poner en marcha, por tercer año consecutivo y esta vez con la colaboración del Ayuntamiento de Plasencia, sus Jornadas de Prevención Podológica Infantil “La Salud empieza por tus pies”, destinada a niños de entre 6 y 7 años y dirigida por Beatriz Gómez Martín, profesora de la UEx de Podología Preventiva y miembro del área de Patología y Ortopedia de la CPU.

La salud empieza por tus pies

La atención podológica temprana, cuando se lleva a cabo mediante una consulta divertida para los más pequeños, puede resultar muy beneficiosa, ya que por todos es sabido la ansiedad y el miedo de los pacientes infantiles a someterse a pruebas diagnósticas, la mayoría de las veces por el miedo a lo desconocido y el pavor a las batas blancas. En este contexto, la Clínica Podológica de la UEx arranca este viernes, 27 de octubre, sus jornadas de podología infantil “La Salud empieza por tus pies”, con las que quieren contribuir a mejorar la salud, acercando así la figura del podólogo a los más pequeños de una manera lúdica a través de tres actividades. Se desarrollarán durante todo un mes, desde finales del mes de octubre hasta finales del mes de noviembre y recibirán la visita de todos los colegios de Plasencia, lo que movilizará a unos 800 escolares.

Por un lado, realizarán a todos los alumnos un screening (evaluación) podológico, para detectar posibles anomalías que se estén instaurando y poderle poner freno. De ser así, el niño regresará a casa con un informe para los padres, para que el niño pueda acudir a la clínica y pueda recibir la atención podológica que necesite. Por otro lado, se realizará una visita guiada que les acerque esta profesión y puedan ver de primera mano cómo trabajan, qué material emplean y “vean que el podólogo no es personal sanitario al que haya que temer” apunta la responsable de las jornadas. Finalmente, podrán disfrutar de juegos mediante los cuales se les trasmitirán mensajes de educación para la salud, relativos a la prevención de enfermedades infecciosas o normas de higiene. Otro aspecto sobre el que inciden en las jornadas es en la importancia del calzado en las primeras etapas de la infancia. Para ello repartirán pósters informativos a cada niño dirigido especialmente a los padres, ofreciéndoles pautas a la hora de comprar los zapatos: qué calzado comprar según la edad, con qué frecuencia se debe cambiar o qué aspectos debemos valorar en un buen zapato.