UNIVERSITAT DE VALENCIA

“Con este trabajo he querido explicar que recoger y procesar datos puede aportar muchos beneficios, pero si no se toman precauciones y medidas legales, el resultado puede ser que unos cuantos poseedores de los datos controlen el mundo y a los ciudadanos”, ha explicado el químico y periodista Xavier Duran, ganador del XXIII Premio Europeo de Divulgación Científica Estudi General, dotado por la Universitat de València con 12.000 €.

Likes y contenidos compartidos en las redes sociales, búsquedas de información, mirar gráficos, textos e imágenes, pagar con tarjeta de crédito… son acciones casi diarias que generan datos. En el móvil, en el ordenador y en los utensilios más diversos se genera o comparte gran cantidad de información, un conjunto de pistas sobre el comportamiento y que forman parte de la enorme cantidad de datos existente o big data. La obra premiada en el XXIII Premio Europeo de Divulgación Científica, L’imperi de les dades. El big data, la privacitat i la societat de futur, explica cómo se genera esta información, cómo se procesa, para qué sirve y, sobre todo, para que no debería servir.

“En el libro proporcionaremos al lector muchos datos para que este imperio no nos engulla. No queremos dar mensajes catastrofistas, pero sobre todo, no queremos que la despreocupación o el desconocimiento faciliten graves ataques a la democracia y a la justicia”, ha dicho Xavier Duran, quien ya ganó en 1995 la primera edición del Premio Europeo de Divulgación Científica Estudi General, con la obra El cervell polièdric.

El objetivo de la obra galardonada –que se publicará en breve en la colección Sense Fronteres de la editorial Bromera y de Publicacions de la Universitat de València y que promueve la Unidad de Cultura Científica de la Universitat de València– es, en palabras del divulgador científico, “en primer lugar describir lo que sabemos y aquello que se puede hacer con los datos, y en segundo lugar, llamar la atención sobre los riesgos que tenemos ante nosotros”.

El veredicto del XXIII Premio Europeo de Divulgación Científica se ha conocido en el marco de los Premis Literaris Ciutat de Alzira, entregados este pasado fin de semana. Xavier Duran i Escriba es licenciado en Ciencias Químicas y doctor en Ciencias de la Comunicación, y entre 1999 y 2014 dirigió el programa El medi ambient, en Tv3. Actualmente es periodista especializado en temas científicos y tecnológicos en la misma cadena.

Según la opinión del autor, que se generen muchos datos puede ser muy útil: “se pueden aplicar en la investigación –en astrofísica, en cambio climático o en medicina–, en la atención al paciente y para la gente mayor, en la gestión de las ciudades o para la mejora de los procesos industriales”. Pero también se puede hacer muy mal uso de esta gran cantidad de información: “los datos pueden servir para tener un perfil muy completo de nosotros, con consecuencias poco importantes –recibir publicidad que no nos interesa– o muy graves –sufrir discriminación en el trabajo o a la hora de contratar un seguro–”.

En este sentido, Xavier Duran opina que hay que ser consciente de los riesgos, “pero también hace falta una legislación y un compromiso de empresas y tecnólogos para evitar que los datos atenten contra los derechos más elementales”.

El ganador del XXIII Premio Europeo de Divulgación Científica también ha remarcado el papel de la información y la comunicación en la construcción de la democracia. “Una sociedad no es del todo democrática si los ciudadanos no tienen suficiente información para formarse un criterio. Considero que la divulgación científica es esencial porque muchos de los retos sociales y éticos que tenemos ante nosotros provienen del uso que hacemos de los avances científicos”, ha dicho. Por eso, Duran considera que los científicos y tecnólogos “deben pensar en las consecuencias de sus trabajos, si bien es la sociedad en conjunto la que dirá hacia dónde quiere que se dirijan estos avances”.

Los premios más recientes de Xavier Duran son el de ensayo Josep Vallverdú, con L’individu transparent. Dels raigs X al “big data”, y el Premi Crítica “Serra d’Or” de Investigación 2016, por La ciència en la literatura. Un viatge per la història de la ciència vista per escriptors de tots els temps.