UNIVERSIDAD DE ALICANTE

Vivir en un mundo accesible para todos. Este es el mensaje que, coincidiendo con el Día Internacional de las Personas con Discapacidad celebrado cada 3 de diciembre, lanza la Universidad de Alicante. Concretamente, con el fin de garantizar los principios de igualdad de oportunidades y accesibilidad universal, la UA cuenta desde el 1999 con el Centro de Apoyo al Estudiante (CAE), que forma parte del Secretariado de Empleo y Apoyo a Estudiantes como una unidad del Vicerrectorado de Estudiantes y Empleo.

Un Centro de referencia que de la mano de un equipo multidisciplinar ofrece su apoyo y asesoramiento a todo el colectivo universitario, no sólo a estudiantes con discapacidad, a través de sus programas de igualdad de oportunidades, asesoramiento psicológico, psicopedagógico y sexológico, acción social (ayudas de emergencia, alojamiento solidario, mediación social) y voluntariado.

Además de eliminar las barreras arquitectónicas, desde la Universidad de Alicante se ha hecho una especial apuesta por las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) para garantizar la accesibilidad de toda la comunidad universitaria.

En el nuevo escenario tecnológico, las plataformas educativas y los espacios virtuales están a la orden del día en la Universidad, “por lo que nos corresponde el esfuerzo de adaptarnos a las exigencias y romper las barreras digitales que, en ocasiones, dificultan el aprendizaje y ocasionan nuevas distancias difíciles de percibir”, insisten desde el CAE. Es por ello que, gracias a la iniciativa conjunta del Vicerrectorado de Estudiantes y Empleo y del Vicerrectorado de Campus y Tecnología de la UA, se ha creado el Aula Laboratorio de Tecnologías Accesibles. Se trata de un ejemplo de clase adaptada a las necesidades de todo el alumnado para experimentar y cambiar la docencia con el uso de tecnologías accesibles como pizarras digitales, sistemas de escucha asistida, conmutadores y ratones especiales para personas con movilidad reducida o magnificadores de pantalla para personas con baja visión, entre otros recursos.

Asimismo, a través del Proyecto ‘Plataformas educativas inclusivas y documentos electrónicos accesibles’, la UA ofrece contenidos accesibles adaptados a cualquier dispositivo como ordenadores, móviles o tecnologías de apoyo utilizadas por personas con algún tipo de déficit auditivo, visual, psíquico o motriz.

Ability Connect

En este ámbito, el de las TICs, el técnico de accesibilidad del CAE, José María Fernández, con el apoyo de la Fundación Vodafone España, diseñó este mismo año Ability Connect, una aplicación gratuita, tanto para Android como para Apple, adaptada a las necesidades de personas sordas y personas con baja visión o dislexia. Esta herramienta permite que mientras un voluntario toma apuntes en una tablet de lo que sucede en la pizarra o lo que dice el profesor o profesora, el estudiante con necesidades especiales puede seguir, en tiempo real, en su dispositivo el contenido que está introduciendo su compañero así como archivarlo, modificarlo y consultarlo a posteriori.

Para conseguir promocionar y facilitar el uso de esta tecnología, desde el CAE se va a poner en marcha el programa “Compañero digital” en el que se prestarán tabletas a estudiantes que tomen apuntes con Ability Connect para sus compañeros con discapacidad.

Vídeo Ability Connect

Implicados con una docencia accesible en constante evolución, profesorado de Química Inorgánica de la UA ya se ha sumado a esta revolución creando materiales en 3D de átomos para que alumnado ciego pueda estudiarlos a través del tacto. Se trata de cajas que, además del modelo en tres dimensiones, contienen una etiqueta con tecnología NFC que permite acceder a las instrucciones de la práctica desde un smartphone.

Esta apuesta por un campus inclusivo y el uso de las TICs para el aprendizaje universal queda patente en el hecho de que el CAE está siendo un modelo de referencia a nivel internacional, participando en diversos proyectos europeos para impulsar la discapacidad y la accesibilidad en Marruecos y Egipto, México, Chile, Argentina e Indonesia.

Por otro lado, la UA es una de las primeras universidades españolas con una Normativa de Adaptación Curricular que recoge, entre otros colectivos, los derechos de los estudiantes con diversidad y pretende fomentar la cultura de sensibilización e inclusión de toda la comunidad universitaria: personal docente e investigador, personal de administración y servicios y alumnado.

Título propio

Cabe destacar que recientemente la Universidad de Alicante ha sido seleccionada como centro para impartir un título propio dirigido a personas con discapacidad intelectual con el objetivo de mejorar su empleabilidad y su inclusión social. El proyecto, propuesto por el equipo rectoral y coordinado por el Vicerrectorado de Responsabilidad Social, Inclusión e Igualdad, ha sido elegido en la “Convocatoria de ayudas para programas universitarios de formación para el empleo a jóvenes con discapacidad intelectual, inscritos en el sistema de Garantía Juvenil” de la Fundación ONCE.