UNIVERSIDAD DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

+ Participa en un proyecto europeo sobre gestión de residuos en destinos turísticos en 11 ciudades

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, a través de su Instituto de investigación IDeTIC (Instituto Universitario para el Desarrollo Tecnológico e Innovación en Comunicaciones), ha desarrollado la aplicación WasteApp, para tratar de incentivar un comportamiento responsable en la gestión de basuras por parte de los turistas y residentes en destinos turísticos. Se trata de un programa piloto (proyecto URBANWASTE, financiado por el programa europeo Horizonte 2020) en el que participan 11 ciudades y territorios europeos, y que coordina el Gobierno de Canarias. En él, la ULPGC está desarrollando una serie de herramientas informáticas para colaborar en mejorar la forma de abordar este problema, que es uno de los principales a los que se enfrentan los destinos turísticos, sobre todo aquellos que tienen una gran concentración de turismo estacional frente a una población residente relativamente pequeña.

Esta situación, además, se ve agravada por el auge de los modelos de alojamiento basados en economía colaborativa, en los que es necesario que el turista interactúe directamente con los servicios de recogida y procesado de residuos en el destino, algo para lo que en muchas ocasiones no dispone de información. El resultado son deficiencias en la recogida y gestión de residuos, lo que además de afectar a la sustentabilidad del propio destino desde un punto de vista ecológico, tiene un gran impacto en la imagen de destino de calidad, percibida por el turista, y en la visión negativa que los residentes pueden desarrollar acerca de sus visitantes.

El trabajo que plantea el IDeTIC en este Proyecto parte de un enfoque positivo, que busca sensibilizar al turista y promover buenas prácticas más que considerar la implementación de políticas de vigilancia que penalicen comportamientos incívicos o poco respetuosos con las normas fijadas por el destino (como no separar los residuos, sacar las basuras fuera de los horarios establecidos o amontonarlos fuera de los contenedores). Esta alternativa se basa en el uso de una aplicación móvil que informa de la posición de los recursos asociados a la recogida de residuos (contenedores, puntos limpios, horarios de recogida) y está basada en el uso de técnicas de gamificación para estimular su motivación, algo necesario cuando se han de realizar actividades tediosas y poco gratificantes como bajar la basura al contenedor. De este modo, el usuario recibe puntos por tirar sus residuos en el contenedor y en el horario adecuado, o por divulgar buenas prácticas a través de las redes sociales, puntos que luego puede cambiar por actividades o productos que proporcionan entidades patrocinadoras de este programa (y que pueden ir desde descuentos en entradas para museos o actividades de ocio, a participación en visitas guiadas etc.)

Esta aplicación se está probando hasta este momento en las 11 ciudades de la Unión Europea participantes (entre las que está el Puerto de la Cruz en Tenerife, además de otras como Florencia, Niza o Copenhague) con la intención de extender sus resultados, si son positivos, a otros destinos en el futuro.