UNIVERSITAT JAUME I

Rosa Colmenarejo, de la Universidad Loyola Andalucía, ha reflexionado en la Universitat Jaume I sobre cómo afecta el ecosistema Big Data a las democracias dentro del ciclo «La democracia hoy: retos para la participación».

Colmenarejo ha explicado que detrás de la supuesta objetividad y neutralidad de los datos hay personas que las emiten y que dan una retroalimentación así como herramientas y métodos de análisis que transforman los datos en información. «Las tecnologías se diseñan para abrir o cerrar opciones sociales. Además, la tecnología no es independiente de la sociedad que la genera, no evoluciona sola, sino que se modela socialmente», ha apuntado.

En este sentido, ha señalado que los algoritmos que se utilizan para evaluar riesgos para bancos, efectividad de empleados y profesores, etc. promueven la exclusión y la inequidad por lo que son profundamente políticos y tienen una finalidad que atiende fundamentalmente a intereses de empresas o gobiernos por lo que ha reivindicado una mayor transparencia en este aspecto.

Finalmente, ha reflexionado sobre cómo Big Data contribuye a la expansión del autoritarismo. Sobre este tema ha comentado que, en una primera generación, los países autoritarios censuraron contenidos sobre sus gobiernos. A continuación, pasaron a establecer leyes y regulaciones y, con la excusa de proteger la seguridad nacional, se implantaron funcionalidades ocultas para realizar vigilancia masiva. No obstante, el caso Snowden sirvió como punto de partida para que los países autoritarios argumentaran que los países democráticos también hacían lo mismo. Así, el reto actual es el autoritarismo que se insinúa en los espacios democráticos para influir en la toma de decisiones y alterar los mecanismos de la democracia desde dentro.