UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALENCIA

El director de Relaciones Externas de Consum imparte una conferencia en la Cátedra Betelgeux para el Desarrollo de una Economía Sostenible de la UCV

Javier Quiles, director de Relaciones Externas de Consum ha impartido una conferencia en la Cátedra Betelgeux para el Desarrollo de una Economía Sostenible sobre responsabilidad social empresarial en la que ha asegurado que esta “se debe practicar por ética y no por cosmética”.

En su intervención, que ha tenido lugar en el Campus de San Juan y San Vicente, Quiles ha aludido a los tres vectores que vertebran la responsabilidad social empresarial (RSE) -el económico, el social y el ambiental- y ha subrayado que “cualquier empresa, sea del tamaño que sea, puede y debe aplicarla”.

Así, Quiles ha señalado que una de las primeras decisiones que debe tomar una empresa es la de crear un pequeño comité de RSE que informe a todos los departamentos de cómo debe de gestionarse, siempre desde el punto de vista de las sostenibilidad, que no es otra cosa que utilizar los recursos que tenemos ahora sin comprometer las necesidades de las generaciones venideras”.

“Si quieres que una empresa sea sostenible hay que partir primero del concepto ético y por tanto de la responsabilidad social empresarial”, ha recalcado.

En este punto, Quiles se ha referido modelo utilizado por Consum y ha asegurado “nosotros siempre hemos cuidado la RSE no porque pensemos que eso nos va dar dinero, sino porque creemos que forma parte de nuestra naturaleza jurídica. Somos cooperativa y por tanto los principios de solidaridad y sostenibilidad son intrínsecos a nuestra filosofía”.

“De hecho, Consum desde que nació, y mucho antes de que se desarrollara la responsabilidad social empresarial, ya utilizaba sin saberlo algunos de sus conceptos, como el del reparto solidario”, ha apuntado.

Por otro lado, Quiles ha hecho hincapié en la importancia que, en el mantenimiento de la responsabilidad social de una empresa, tiene el vector económico, ya que ”si no se gana dinero, no se sostiene ni el vector social ni el ambiental”, ha advertido.

Quiles también se ha referido a los indicadores intangibles y ha asegurado que “tienen más peso de lo que la gente cree”. “Estamos en una sociedad digitalizada donde el poder de la marca ya no reside en la empresa sino en los consumidores, y estos pueden hacer que una marca suba o baje”, ha concluido.

ENRIQUE ORIHUEL: “TODA ACCIÓN EMPRESARIAL DEBE ESTAR ENCAMINADA A UN DESARROLLO INTEGRAL Y SOSTENIBLE”

En la conferencia también ha participado Enrique Orihuel, consejero delegado de Betelgeux, empresa patrocinadora de la Cátedra, que ha destacado “el papel del mundo empresarial y del mundo académico en el desarrollo sostenible, orientado en todo momento hacia la persona y hacia el medio ambiente”.

Así, Orihuel ha afirmado que “ante la certeza de que los recursos no son inagotables, toda acción empresarial debe estar encaminada a un desarrollo integral, empezando por sus trabajadores, siguiendo por el medio ambiente y, por supuesto, siempre presente en la sociedad”.

En lo que se refiere al tema de esta primera conferencia de la Cátedra, el consejero delegado de Betelgeux ha subrayado que la responsabilidad social empresarial “aúna todos estos aspectos de desarrollo sostenible, porque es la preocupación que debe tener la empresa, no solo por vender más, sino por hacer un aprovechamiento óptimo y estrictamente necesario de los recursos”.

Por su parte, Juan Sapena, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales y director de la Cátedra, ha destacado la relevancia de esta como “eje vertebrador en la dinamización de la actividad investigadora en el ámbito de una economía al servicio de la persona y su desarrollo integral”. Para ello, “está orientada a la investigación de materias tales como la economía circular y modelos económicos sostenibles en función del bien común”, ha añadido.