UNIVERSIDAD DE BARCELONA

En los últimos días han aparecido informaciones periodísticas que cuestionan la concesión de un título de máster en una universidad pública española. El Rectorado de la Universidad de Barcelona quiere dejar claros algunos aspectos para despejar cualquier sombra de duda que pueda surgir sobre la credibilidad del sistema público de universidades a raíz de este asunto:

· Sin entrar a valorar el caso particular que se encuentra actualmente bajo investigación, el Rectorado de la Universidad de Barcelona pide que se resuelvan con celeridad todas las dudas para llegar al fondo del asunto. En caso de que se demuestre cualquier irregularidad, es imprescindible que se depuren responsabilidades.

· En cualquier caso, estamos convencidos de la credibilidad y honorabilidad de nuestro sistema público de universidades. Un posible caso de mala praxis no puede generar ninguna duda sobre la reputación y el funcionamiento ejemplar de las instituciones de educación superior del Estado.

· Las universidades públicas tenemos encomendada la prestación del servicio público de la enseñanza superior, a través de la docencia, el estudio, la investigación y la transferencia de conocimiento. Como parte de estas funciones, todos los másteres universitarios impartidos, así como las enseñanzas de grado y de doctorado, están sometidos a un marco legal que regula estrictamente las condiciones que deben cumplirse y garantiza el rigor académico de los programas docentes. En el caso de la Universidad de Barcelona, disponemos internamente de un conjunto de herramientas y sistemas de gestión de la calidad perfectamente homologables a nivel internacional, que velan por que la eficacia, eficiencia y transparencia sean los principios de gestión de las titulaciones.

· La integridad académica y científica constituye uno de los principios básicos de nuestra vida universitaria. En ese sentido, todas las decisiones se toman de manera motivada y se garantiza que los procesos de gestión se desarrollen con diligencia, transparencia y respeto a los derechos de las personas implicadas.

· Nuestros alumnado, personal académico, personal de administración y de servicios, así como los cargos de dirección y gestión, actúan siempre a partir de las normativas correspondientes a su actividad, y de acuerdo con los principios y normas que deben inspirar la conducta de los miembros de nuestra universidad.

Las universidades de nuestro país han garantizado durante décadas la formación de distintas generaciones, lo que las ha hecho lograr elevados y merecidos índices de satisfacción y reconocimiento por parte de la ciudadanía. Estamos seguros de que nuestra total confianza en la universidad pública y sus principios son compartidos por el resto de instituciones de educación superior.