UNIVERSIDAD DE BARCELONA

· El estudio analiza los efectos de añadir una terapia con apoyo musical al programa de neurorrehabilitación que se ofrece a los centros hospitalarios

Un ensayo clínico ha investigado la eficacia de la terapia musical en la recuperación de la movilidad del brazo y la mano en personas que han sufrido un ictus. El estudio analiza los efectos de añadir una terapia con apoyo musical al programa de neurorrehabilitación que se ofrece en los centros hospitalarios, y concluye que la motivación es un factor importante en la recuperación y que los pacientes cuya terapia incluye apoyo musical mejoran en mayor grado en calidad de vida y estado de ánimo que los pacientes que solo reciben terapia convencional.

Publicado en la revista Annals of the New York Academy of Sciences, el estudio está firmado por Jennifer Grau Sánchez como primera autora, y se ha realizado conjuntamente con un equipo de investigadores de la Universidad de Barcelona, el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge, el Parque de Salud Mar, el Hospital Universitario de Bellvitge y la Universidad de Helsinki. Han liderado el estudio Antoni Rodríguez Fornells, de la Unidad de Cognición y Plasticidad Cerebral de la Universidad de Barcelona, ​​y Esther Duarte Oller, de la Unidad de Rehabilitación Neurológica del Parque de Salud Mar.

En el estudio participaron cuarenta personas que habían sufrido un ictus y hacían rehabilitación en el Hospital de L’Esperança de Barcelona. Los pacientes fueron asignados aleatoriamente a un grupo de tratamiento para recibir sesiones extra de terapia con apoyo musical (además de la terapia convencional), o bien a un grupo control para recibir más sesiones de tratamiento convencional durante cuatro semanas (veinte sesiones de treinta minutos de duración). Antes y después del tratamiento, se evaluaron las funciones motora y cognitiva, así como el estado de ánimo y la calidad de vida de los pacientes.

La nueva terapia consistió en un entrenamiento musical para aprender a tocar el piano y unos tambores electrónicos con la extremidad que había quedado afectada por el ictus. Respecto a los pacientes que recibieron apoyo musical, destaca especialmente que aquellos a los que les gustaba más participar en actividades musicales fueron los que mayor mejoría experimentaron en el aspecto motor. Además, los pacientes que realizaron este tratamiento mejoraron su calidad de vida y redujeron la fatiga, las emociones negativas y la apatía en mayor grado que los pacientes que solo recibieron el tratamiento convencional.

El ictus es una de las enfermedades más frecuentes y una de las principales causas de discapacidad en nuestro entorno. Una de sus complicaciones más frecuentes es la pérdida de la función motora, parcial o total, de la extremidad superior. Los déficits motores limitan el desempeño de las actividades de la vida diaria y la participación del paciente en su comunidad, lo que afecta negativamente a su calidad de vida y empeora su estado de ánimo.

Este proyecto se desarrolla con el apoyo del programa RecerCaixa, una iniciativa de la Obra Social la Caixa en colaboración con la Asociación Catalana de Universidades Públicas.

Artículo de referencia:

J. Grau Sánchez, E. Duarte, N. Ramos Escobar, J. Sierpowska, N. Rueda, S. Redón, M. Veciana de las Heras, J. Pedro, T. Särkämö y A. Rodríguez-Fornells. «Music-supported therapy in the rehabilitation of subacute stroke patients: a randomized controlled trial». Annals of the New York Academy of Science, 1-11 (2018). Doi: 10.1111/nyas. 13590