UNIVERSIDAD DE ALICANTE

La españoles procedentes de es casi siempre una experiencia satisfactoria para las familias, incluso muy satisfactoria. Este es el resultado de una investigación realizada por una profesora de la Universidad de Alicante, Ana Rosser Limiñana, a partir de 133 casos estudiados de adopciones.

Esta investigación, que fue una tesis doctoral dirigida por el profesor Agustín Bueno, se basó en el seguimiento tras cuatro años y medio de 133 casos de adopción registrados hace seis años por la Consellería de Bienestar Social donde esta profesora del departamento de Comunicación y Psicología social era entonces psicóloga y jefa de la sección de adopciones en Alicante. El trabajo se ciñó a las adopciones de niñas y niños de origen nacional procedentes de centros de acogida adonde habían llegado tras ser víctimas de maltrato, abandono o protección negligente, arrastrando secuelas emocionales y de otro tipo. Se trataba de niños de dos meses a 11 años, procedentes de situaciones graves que no se podían resolver sin separarlos de sus familias.

Leer el resto de la noticia