UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

El investigador de genética forense Adrián Odriozola presenta una tesis en la UPV/EHU en la que también ha diseñado una metodología para detectar mutaciones

Con frecuencia, el único material biológico disponible para realizar identificaciones de personas o encontrar relaciones de parentesco es en estado muy degradado. En estos casos, los kits que se utilizan habitualmente para realizar identificaciones mediante el no arrojan un resultado positivo, ya que todo el no se encuentra disponible, y el que sí está se encuentra fragmentado. El bioquímico Adrián Odriozola ha desarrollado una herramienta para identificar personas mediante estos pequeños fragmentos de . Su tesis, presentada en la UPV/EHU, se titula Desarrollo de herramientas moleculares para el análisis de muestras de altamente degradadas.

Para desarrollar dicha herramienta, Odriozola concretamente se ha servido de las secuencias denominadas (short tandem repeat). Se trata de secuencias de pequeños fragmentos de DNA que se repiten continuamente y que resultan muy útiles para distinguir personas, porque el número de copias de la secuencia varía en función del sujeto. Precisamente, los kits que Odriozola ha investigado y que se utilizan en la actualidad en la genética forense se basan en el análisis del . Sin embargo, fallan cuando el DNA está degradado, por lo que el investigador ha desarrollado una nueva vía para poder analizar los STRs incluso bajo este tipo de condiciones. Gracias a esta línea de investigación, Odriozola ha publicado diversos artículos junto a colegas investigadores de la UPV/EHU, en publicaciones tales como Internacional Journal of Legal Medicine. Así mismo, la universidad ha obtenido dos patentes.

Leer el resto de la noticia