UNIVERSIDAD DE BARCELONA

La tiene un impacto dramático en aves de todo el mundo, sobre todo en las más amenazadas, como las rapaces, que son las que se electrocutan más a menudo. Priorizar la corrección de los apoyos eléctricos de mayor riesgo y evitar las muertes de aves por electrocución son algunas de las directrices del estudio «Predicting and correcting electrocution of birds in mediterranean areas», publicado en la prestigiosa revista norteamericana , y que ha elaborado el de la UB, dirigido por el profesor Joan Real, del Departamento de .

La muerte de aves por electrocución es un problema global que se ha agravado por la demanda de energía en muchas regiones del mundo, sobre todo en áreas naturales donde la implementación de líneas eléctricas puede impactar negativamente en las poblaciones de aves. En Cataluña, es la primera causa de mortalidad del (), y en el resto de la península afecta en especial a la amenazada águila imperial ibérica (Aquila adalberti) y a otras especies de gran valor ecológico. En los Estados Unidos, el problema tiene un alto impacto sobre las poblaciones del (), todo un símbolo nacional. En el continente africano, algunas de las principales víctimas son el () y el (Neophron percnopterus).

Leer el resto de la noticia