UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

La bióloga de la UPV/EHU Esther Rebato ha estudiado ya a más de 50 familias; uno de sus objetivos es informarles sobre los efectos de ciertos malos hábitos

Esther Rebato es una investigadora de renombre en el ámbito de la . Es poseedora de la prestigiosa medalla académica Alex Hrdlièka de la República Checa, además de ser la presidenta de la Sociedad Española de . Esta profesora del Departamento de , y Fisiología Animal de la UPV/EHU ha llevado a cabo numerosos trabajos sobre los hábitos nutricionales, la calidad de vida y demás aspectos relacionados. Durante los últimos años su punto de mira ha sido la población de etnia gitana; un grupo que padece un alto índice de y que ha llamado la atención de Rebato. De hecho, trabaja con ellos en varios proyectos, entre los que destaca uno titulado Determinantes genéticos y ambientales de la en familias de etnia gitana de la CAV, financiado por el antiguo Ministerio de Ciencia e Innovación.

El proyecto echó a andar el año pasado, y tiene una duración de tres años (2011-2013). Rebato es la única profesora de la UPV/EHU implicada, pero cuenta con la colaboración de varias doctorandas y del doctor Fernando Goñi Goicoechea, endocrino y médico adjunto del Hospital de Basurto, así como de la asociación gitana Kale Dor Kayiko, a través de la cual ha tenido acceso, hasta la fecha, a más de 50 familias gitanas y más de 380 individuos. Entre otras cosas, se les ha sometido a encuestas de tipo socioeconómico y de percepción de imagen; y se les han tomado medidas antropométricas, la tensión arterial y muestras de saliva. “No solo estudiamos la métrica o el fenotipo; analizamos también algunos genes. Son estudios confirmativos, no estamos descubriendo genes nuevos. Lo único que queremos ver ahí es si hay alguna variante especial en la población gitana”, añade Rebato.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE GRANADA

de la Universidad de Granada diseñan un sistema mucho más fiable y barato que los que se emplean en la actualidad para el reconocimiento de cadáveres

Para implementarlo, los investigadores han obtenido los datos con una muestra de 500 personas vivas de origen mediterráneo

Científicos de la Universidad de Granada han desarrollado una nueva técnica que permite identificar un comparando su cráneo con una o varias fotografías del sujeto en vida. Este sistema, basado en la técnica de identificación forense conocida como superposición craneofacial, se fundamenta en el análisis de la morfología de la cara que se realiza al localizar unos puntos de referencia tanto en el cráneo (puntos craneométricos) como en la fotografía (puntos somatométricos).

Leer el resto de la noticia