UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

El estudio, liderado desde el y publicado en , demuestra la gran cantidad de información que contiene el denominado basura

Una investigación liderada por el Centro Andaluz de Biología del Desarrollo, centro mixto del , y Universidad Pablo de Olavide, ha realizado un mapa global de las zonas reguladoras del ADN situadas en una región del genoma que contiene genes esenciales para la formación de tejidos y órganos. El estudio, que ha sido publicado en el último número de la Nature Communications, demuestra la gran cantidad de información que contiene el ADN no codificante, considerado hasta hace poco como ADN basura.

Sólo el 5% del ADN de los vertebrados es codificante. Esto quiere decir que sólo una pequeña parte del genoma contiene genes capaces de generar que sirva de mensajero entre el ADN y los mecanismos que se encargan de elaborar proteínas. El 95% restante, considerado hasta hace poco ADN basura, contiene unas regiones reguladoras que controlan cuándo, en qué cantidad y dónde se debe generar a partir del ADN, un proceso que se denomina transcripción genética.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

El trabajo, en el que participa el (centro mixto de la UPO, el y la ) esclarece por qué el gen considerado marcador de riesgo de la origina su desarrollo

Un equipo internacional, con participación del (CSIC), y del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (), ha logrado identificar una de las causas moleculares de la predisposición genética a padecer . El trabajo, que aparece publicado en el último número de la revista , esclarece por qué el gen EIF3H, considerado marcador de riesgo de la , contribuye al desarrollo de la enfermedad.

La investigación es fruto de la colaboración de los grupos dirigidos por , del , centro mixto del CSIC, la Universidad Pablo de Olavide y la Junta de Andalucía; por Miguel Manzanares, del Departamento de Biología del Desarrollo Cardiovascular del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, en Madrid, y por Richard Houlston, del Institute of Cancer Research (Reino Unido).

Leer el resto de la noticia