UNIVERSIDAD DE EXTREMADURA

La aplicación desarrollada por Daniel Jesús Martín Flores, estudiante de Ingeniería del Software y becario del Grupo de Investigación QUERCUS, indica al usuario dónde se encuentran los , cómo llegar al más cercano y la posibilidad de contactar con el servicio de emergencias 112

La posibilidad de supervivencia de una persona que acaba de padecer un paro cardíaco repentino pasa por la aplicación de una descarga eléctrica mediante un Desfibrilador (DESA). Sin la aplicación de este tratamiento, la víctima fallecería en tan sólo 10 minutos, ya que las probabilidades de supervivencia se reducen entre un 7% y un 10% cada minuto que pasa. Además, para evitar daños cerebrales el tiempo de actuación debe ser de entre 4 y 6 minutos por lo que es sumamente importante que los testigos de un paro cardiaco actúen de forma inmediata.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Ello supone la creación de cincuenta nuevos espacios cardioprotegidos

Todas las escuelas y facultades de la Universidad del País Vasco, así como otros edificios de la institución académica, cuentan desde el inicio del con una red de automatizados, dentro de una política de mejora de las condiciones de trabajo de la comunidad universitaria y de prevención de riesgos laborales. La iniciativa del Vicerrectorado de Proyección Universitaria y Responsabilidad Social, a través del Servicio de Prevención, forma parte del conjunto de medidas establecidas Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

La Unidad de Prevención de Riesgos Laborales de la UC ha formado a 84 personas como primeros intervinientes en estos casos

La Universidad de Cantabria ha instalado un total de 19 automáticos para atender casos de urgencias cardiacas, mejorando así la protección de la salud de toda la comunidad universitaria. Las urnas que contienen los aparatos están situadas en zonas accesibles -normalmente junto a las conserjerías- de todos los edificios del campus y también se cuenta con dos unidades portátiles para los coches patrulla del Servicio de Seguridad de la UC.

La Unidad de Prevención de Riesgos Laborales, dependiente del Vicerrectorado Adjunto al Rector para Gobernanza, Organización y Planificación, realizó una actividad formativa, previa a la colocación de los desfibriladores, que ha permitido que actualmente haya 84 personas autorizadas para manejar estos aparatos como primeros intervinientes. Se trata de trabajadores, técnicos deportivos y miembros del personal de seguridad que han sido capacitados a través de un curso para saber cómo actuar ante los casos en que se produzcan las citadas emergencias médicas. De hecho, todos ellos asistieron a una demostración práctica con los equipos instalados en el campus.

Leer el resto de la noticia