UNIVERSIDAD DE CÁDIZ

El trabaja en la búsqueda de las condiciones óptimas para llevar a cabo la biotransformación, así como en la obtención de una cepa super-productora de e hidrógeno.

del grupo TEP 105: Reactores Biológicos y Enzimáticos de la Universidad de Cádiz, dirigidos por el catedrático Domingo Cantero Moreno, trabajan en un Proyecto de Excelencia concedido por la Junta de Andalucía, que bajo el nombre “Aprovechamiento de la glicerina por vía fermentativa: alternativa de viabilidad para la industria del biodiesel” tiene como objetivo revalorizar la glicerina tratando de desarrollar vía microbiana un proceso para la producción de etanol e hidrógeno, a partir de este subproducto generado en el proceso de producción del biodiesel.

Para entender mejor este estudio es importante señalar que dentro del proceso de producción de biodiesel se origina un subproducto: la glicerina. De hecho, por cada diez kilos de biodiesel, uno es de glicerina, una sustancia que se ha convertido para muchas industrias en un problema ya que aunque sirve para la elaboración de lubricantes o cosméticos, la enorme cantidad que se genera ha inundado el mercado de tal forma que en muchas ocasiones supone un elevado coste retirarla. Por ello, “desde nuestro grupo de investigación, vemos la glicerina como una fuente de carbono para los microorganismos, y por ello estamos trabajando para revalorizarla”, como explica el profesor Domingo Cantero.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE CÁDIZ

El desarrolla diferentes procesos microbianos que permitirán a las empresas andaluzas adaptarse a la nueva normativa de la calidad del aire

Científicos de la Universidad de Cádiz, integrados en el grupo de investigación TEP-105 Reactores biológicos y enzimáticos que dirige el catedrático Domingo Cantero, trabajan en el desarrollo de diversos procedimientos microbianos que tienen como principal objetivo la eliminación de compuestos contaminantes en el aire. Una labor que desarrollan desde el año 1993, con la financiación del , y que los ha posicionado entre los mayores expertos en esta materia dentro del panorama nacional.

Los resultados de sus estudios permitirán a numerosas empresas del mercado andaluz adaptarse a la nueva regulación de la calidad del aire, que ha aprobado recientemente el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, que sustituye a la legislación vigente desde 1996 y que incluye, por primera vez, todas las actividades que generen olores y la obligación de facilitar información a la población en esta materia.

Leer el resto de la noticia