UNIVERSIDAD DE SEVILLA

El producto está muy cerca de conseguir su registro oficial en Canadá, Europa y Estados Unidos

La () Biocontrol Technologies, integrada por de las universidades de Sevilla y Barcelona, ha desarrollado y patentado un agente de control biológico capaz de reducir la severidad de enfermedades de plantas entre un 40 y un 70 por ciento, dependiendo del tipo de enfermedad. La autorización del producto, que contiene un aislado (T34) del Trichoderma asperellum, se encuentra en fase de consulta pública tras su evaluación favorable en Canadá y Estados Unidos. En Europa el avanzado desarrollo del expediente de registro ya permite la petición provisional de autorizaciones en los distintos países.

El catedrático de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica de la Universidad de Sevilla Manuel Avilés Guerrero explica que el producto Biocontrol T34 está formulado a partir de un microorganismo aislado de un compost de residuos sólidos urbanos mezclado con restos de jardinería y poda. “Se trata de un microorganismo natural que tiene una alta eficacia de control biológico principalmente en ambientes de tipo mediterráneo, frente otros productos de este tipo que se encuentran en el mercado y que están indicados para climas continentales más frescos”.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE CÁDIZ

de todo el mundo analizan en este evento el papel de este fitopatógeno, que provoca graves e importantísimas pérdidas en e invernaderos

La Universidad de Cádiz acoge desde hoy el XV International Botrytis Symposium que se celebra en la Facultad de Filosofía y Letras hasta el 4 de junio. Este evento ha reunido en la UCA a más de un centenar de expertos en los distintos ámbitos de estudio de este singular hongo fitopatógeno, que genera graves e importantísimas pérdidas en viñedos e invernaderos.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID

España ocupa el tercer puesto en el ranking mundial de exportaciones de ajo con un total de 52.455 toneladas. Este sector está viviendo momentos complicados, debido principalmente a las masivas importaciones de ajo desde China así como a las plagas y enfermedades que le afectan y que están provocando grandes pérdidas de rendimiento en campo y almacén.

En busca de solución a esta problemática, del grupo de Sistemas de producción y protección vegetal sostenible de la EUIT de la UPM, han estudiado* la causa de una enfermedad del ajo que pudre los bulbos durante su almacenamiento (figura 1). Después de haber conseguido aislar el causante de la enfermedad, el Fusarium proliferatum, actualmente analizan el origen de los agentes patógenos, la posibilidad de que este mismo pueda afectar a otros cultivos, así como el efecto de la temperatura del terreno en todo este proceso.

Leer el resto de la noticia