Por

Moreno Herrero lleva 33 años dedicados a la docencia de la Antigua, aunque sus principales líneas de investigación se han centrado en el estudio de la religión, sus ritos y su relación con la mujer.  Gran entendido en la materia, ha escrito 9 libros, colaborado en 24 capítulos de libros y publicado 78 artículos en diversas revistas.  A todo esto se suma la labor como director del Universitario de Ciencias de las Religiones.  En una época en la que la mezcla de culturas y religiones se impone en la sociedad, siempre es bueno que haya quien intenta aclarar términos y enseñar qué relación tienen las religiones con la sociedad.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE ALICANTE

El Universitario de Desarrollo Social y Paz de la Universidad de Alicante acaba de convertirse en al unirse a la Unesco de por la Paz de la Universitat Jaume I de Castellón, integrando así la línea de reflexión sobre la Paz que aporta la de la UJI.

La nueva concepción del Instituto es fruto de los años de colaboración entre ambos organismos de las dos . Como ha comunicado el director del de la UA, Miguel Ángel Mateo Pérez, la semana pasada se hizo efectiva la decisión de formar un núcleo con masa crítica que integre a los compañeros de la Cátedra Unesco de Castellón y a los del de la UA con el objetivo de profundizar en las líneas de investigación que definen al Instituto. Estás líneas, centradas en el desarrollo social, tienen un eje importante en la investigación para la Paz, puesto que, como ha recordado Miguel Ángel Mateo, <<la Paz implica la eliminación de todo tipo de violencias>>. Mateo ha enumerado los tres tipos de violencia que aborda el y que son la directa o física, la estructural y la cultural.

El Instituto se creó en 2006 para desarrollar investigación, metodología y docencia sobre temas relacionados con la paz y el desarrollo en sus definiciones más amplias. Los fenómenos de violencia directa (origen y prevención de conflictos inter e intra-estatales; violencia de género), la violencia estructural (desigualdad, pobreza y justicia social) y la violencia cultural ( y educación para la paz, multiculturalidad, violencia y medios de ) son las principales líneas de investigación del grupo. Todo ello teniendo la perspectiva de género como trasversal. Para llevar a cabo su actividad, el Instituto está estructurado a partir de cinco áreas: Estudios de paz, Procesos de integración regional, Políticas sociales, Elección social y bienestar y Pobreza y exclusión social.

Leer el resto de la noticia